En principio todas las teorías son falsas . Entonces, en cierto sentido, evaluar teorías es un asunto sencillo. Sin embargo, algunas teorías son más falsas que otras. Además, algunas teorías tienen características que tienden a promover el avance del conocimiento científico.

¿Qué es una teoría?

Una teoría es una afirmación concisa sobre cómo creemos que es el mundo. Las teorías organizan las observaciones del mundo y permiten a los investigadores hacer predicciones sobre lo que sucederá en el futuro bajo ciertas condiciones. La ciencia se trata de probar teorías, y los datos que recopilamos como científicos deben tener una relación implícita o explícita con la teoría.

Hay, sin embargo, una gran diferencia entre las teorías de las ciencias duras y las teorías de las ciencias blandas en su rigor formal. Las teorías formales están bien establecidas y tienen un éxito increíble en física, pero juegan un papel menor en biología, y aún menos en psicología, donde las teorías a menudo se expresan en forma verbal. Esto ciertamente ha sido cierto históricamente, pero algunos científicos, especialmente físicos, así como laicos, interpretan este hecho en el sentido de que las teorías formales están restringidas a las ciencias duras, particularmente la física, mientras que la formalización es inalcanzable en las ciencias blandas.

Primeras preguntas al evaluar teorías

¿Dónde está la evidencia de apoyo?

Un buen primer paso para evaluar una teoría psicológica es encontrar la evidencia que apoya la teoría. Debe poder describir al menos un estudio relevante y luego explicar cómo ese estudio respalda la teoría. Esto debería ser relativamente fácil para la mayoría de las teorías y la mayoría de los investigadores que proponen la teoría también han realizado la investigación de apoyo.

Un segundo paso lógico es encontrar evidencia (por ejemplo, un estudio) que contradiga la teoría. es decir, el estudio sugiere que la teoría es inexacta. Luego puede describir y explicar el estudio contradictorio.

¿Cuáles son las fortalezas y/o limitaciones de la evidencia de apoyo?

También puede proporcionar una crítica metodológica de los estudios de apoyo. Esta es otra forma de demostrar el pensamiento crítico porque está evaluando la teoría evaluando la evidencia que la respalda.

¿Hasta qué punto es aplicable la teoría?

Una teoría generalmente intenta explicar algún aspecto del comportamiento humano o los procesos mentales, por lo que puede evaluar una teoría observando hasta qué punto la teoría puede explicar uno o más ejemplos del comportamiento en cuestión.

¿Hay algunos casos en los que la teoría no se puede aplicar? Esta es una valiosa práctica de pensamiento crítico.

¿Hay explicaciones alternativas disponibles?

Si una teoría psicológica es la única explicación plausible, entonces probablemente sea una teoría bastante fuerte. Sin embargo, ¿qué pasa si hay otras explicaciones disponibles? Esta es una buena manera de evaluar y discutir teorías psicológicas.

Por ejemplo, la Teoría del Conflicto Realista se puede utilizar para explicar el conflicto entre grupos como resultado de la competencia por los recursos. Sin embargo, la Teoría de la Identidad Social sugiere que el conflicto entre grupos puede ocurrir sin competencia por los recursos. Aquí tenemos dos teorías que intentan explicar el mismo fenómeno (conflicto intergrupal) con diferentes explicaciones.

¿Hay una mejor explicación disponible?

Una excelente manera de abordar las teorías psicológicas es buscar explicaciones alternativas (como se describe anteriormente). Incluso podría encontrar mejores explicaciones que las proporcionadas por la teoría que está evaluando. Esto realmente amplía su conocimiento de las teorías psicológicas y es una pieza muy desafiante de pensamiento crítico.

¿Es la teoría aplicable transculturalmente?

Si una teoría afirma ser capaz de explicar el comportamiento humano y/o los procesos mentales, entonces debería poder aplicarse en diferentes culturas. La mayoría de las teorías psicológicas se desarrollan en países occidentales, por lo que es relevante y útil cuestionar hasta qué punto estas teorías se pueden aplicar en diferentes contextos culturales.

Una comprensión útil de la teoría de las dimensiones culturales de Hoefstede (por ejemplo, el individualismo y el colectivismo) es útil aquí.

Evaluar una teoría con PEAR

No todas las teorías son buenas teorías. Para ayudar a evaluar las fortalezas y limitaciones de una teoría, podemos utilizar el método PEAR.

P significa Predecir (Predict). ¿La teoría hace predicciones comprobables sobre el comportamiento humano?

E significa Explicar (Explain). ¿Provee la teoría una explicación convincente para el comportamiento?

A significa Aplicabilidad (Apiicability). ¿La teoría es útil en el mundo real? ¿Se puede aplicar para ayudar a las personas?

R significa evidencia de investigación (Research Evidence). ¿Se ha llevado a cabo una investigación creíble en apoyo de la teoría?

Una buena teoría debe proporcionar una explicación lógica, razonable y convincente de por qué las personas se comportan de cierta manera. Pero una buena teoría no debe limitarse a explicar el pasado. Una teoría sólida también debería ser capaz de hacer predicciones sobre el futuro, y estas predicciones deberían ser comprobables: deberíamos poder verificar si las predicciones son precisas o no. Por ejemplo, la teoría de la mentalidad predice que las personas con una mentalidad de crecimiento seguirán trabajando duro en un problema difícil, mientras que las personas con una mentalidad fija se darán por vencidas rápidamente. Podríamos probar esta predicción comparando cuánto tiempo pasan las personas con mentalidad fija y de crecimiento trabajando en un desafío difícil.

Además, una buena teoría es útil. Se puede aplicar para ayudar a las personas de alguna manera, o para resolver un problema en el mundo. Aquí es donde realmente brilla la teoría de la mentalidad. Si los maestros y los padres pueden ayudar a sus hijos a adoptar una mentalidad de crecimiento, tenderán a practicar mucho, perseverar frente a los obstáculos y desarrollar sus talentos a través del trabajo duro. La teoría de la mentalidad es algo que se puede aplicar para mejorar la vida de las personas.

Quince criterios para la cientificidad

1) ¿La teoría utiliza explicaciones naturales?

Tales de Mileto, el primer filósofo natural registrado, creía que los eventos naturales tienen explicaciones naturales, no divinas. Este rechazo a las explicaciones que invocaban dioses o espíritus llevó a la necesidad de explicaciones naturales y al desarrollo del método científico. Las explicaciones sobrenaturales que no se pueden comprobar actúan como obstáculos que impiden o retrasan más indagaciones o investigaciones.

2) ¿Utiliza la teoría un argumento racional e inductivo?

Los argumentos deductivos racionales se basan en la inferencia lógica en lugar de apelar a la autoridad. Los argumentos inductivos racionales son explicaciones inciertas pero plausibles basadas en evidencia sobre afirmaciones de causa y efecto. Una teoría debe usar un argumento inductivo para ser científica. Un ejemplo temprano es la afirmación de Anaximandro de que el hombre debe haber nacido de animales de otro tipo, ya que solo los humanos requieren un largo período de lactancia.

3) ¿Se basa la teoría en un enfoque reduccionista analítico en lugar de un enfoque sintético?

El reduccionismo es el intento de comprender cosas complejas analizándolas en términos de sus partes o aspectos más simples. El reduccionismo fue utilizado por primera vez por Tales de Mileto, cuando afirmó que todo es agua. Un enfoque sintético es lo opuesto al reduccionismo, ya que intenta construir un sistema de explicación a partir de la teoría y, por lo general, da como resultado capas adicionales de complejidad que normalmente se basan solo en argumentos en lugar de evidencia sustancial. Los ejemplos son las formas de Platón, el psicoanálisis freudiano, el historicismo marxista y la teoría de cuerdas que evocan dimensiones adicionales.

4) ¿Es la teoría autoconsistente?

Según Aristóteles, el Principio de No Contradicción es el principio más fundamental de la lógica y, por tanto, del pensamiento. La necesidad de coherencia es una manifestación de este principio.

La mayoría de las teorías son autoconsistentes, pero ocasionalmente una teoría puede ser internamente inconsistente. Sin embargo, tales teorías son a veces útiles como ideas de transición. Tome el modelo del sistema solar del átomo de Rutherford, en el que se imagina que los electrones orbitan alrededor del núcleo del átomo de manera similar a los planetas que orbitan alrededor del sol.

Este modelo es inconsistente porque los electrones que orbitan alrededor del núcleo emitirían radiación electromagnética, lo que resultaría en una pérdida de energía cinética, haciendo que los electrones disminuyan su velocidad y caigan hacia el núcleo, chocando rápidamente con él. Pero el modelo del sistema solar fue un estímulo útil para reflexionar más sobre la estructura del átomo.

5) ¿La teoría implica un enfoque mecanicista?

Un enfoque mecanicista explica cómo funciona una idea propuesta. Esto contrasta con un enfoque que simplemente establece que una situación es así (o menos dogmáticamente, puede ser así). Un buen ejemplo de un enfoque mecanicista es la teoría cinética de los gases. Esto establece que a medida que aumenta la temperatura de un gas, las moléculas se mueven más rápido, por lo que es más probable que colisionen; por lo tanto, se vuelven más reactivos. Esto también explica por qué la presión aumenta con la temperatura si el volumen de un gas permanece constante, ya que las moléculas chocan con mayor frecuencia con las paredes del recipiente a medida que aumenta la temperatura.

6) ¿Se dan cualidades a las cantidades?

Pitágoras asignó con éxito la calidad a la cantidad cuando descubrió que el tono de una nota depende de la longitud de la cuerda que la produce: por lo tanto, los intervalos concordantes en las escalas musicales se producen mediante proporciones numéricas simples. Según Arthur Koestler, esta primera reducción exitosa de la calidad a la cantidad fue el primer paso hacia la matematización de la experiencia humana y, por lo tanto, fue el comienzo de la ciencia.

7) ¿Es la teoría la forma más sencilla de explicar los datos?

La primera persona en formular este principio fue Guillermo de Ockham, por lo que se conoce como la navaja de Ockham. (La formulación de Ockham fue ‘entitia non sunt multiplicanda praeter necessitatem’: ‘las entidades no deben multiplicarse más allá de la necesidad’). Se ha extendido a la idea de que la mejor interpretación de un fenómeno debe hacer la menor cantidad de suposiciones posible. Este principio también se conoce como la Ley de Parsimonia o la Ley de Concisión. Ockham lo usó para argumentar que las formas ideales en la mente de Dios eran innecesarias para que existieran las entidades en este mundo.

8) ¿Se ajusta la teoría a la comprensión científica existente?

Las teorías científicas no están solas, sino que se relacionan con otras teorías científicas, por lo que no es adecuado que una teoría científica sea meramente coherente consigo misma: la teoría también debe ser coherente con el cuerpo existente de conocimiento científico. Sin embargo, a veces la evidencia de una nueva teoría incompatible es tan abrumadora que una teoría existente debe modificarse, revisarse o incluso descartarse, por lo que la situación no es simple.

Cuando Alfred Wegener propuso por primera vez la deriva continental en 1912 para explicar por qué la costa de África parece encajar en la costa de América del Sur como una pieza de rompecabezas, la mayoría de los geólogos no aceptaron que masas tan grandes como los continentes pudieran moverse alrededor de la superficie de la Tierra. Tierra.

Sin embargo, después de la Segunda Guerra Mundial, se descubrió evidencia que apoyaba la tectónica de placas. Los estudios paleomagnéticos encontraron un patrón rayado de inversiones magnéticas en la corteza terrestre, lo que mostró que la corteza se estaba moviendo. Además, se descubrió que la mayor parte de la actividad sísmica se producía a lo largo de las líneas donde las placas estarían chocando. La comprensión de los antimovilistas tuvo que ser revisada frente a la nueva evidencia.

Una regla general es que cuanto mayores y más fundamentales sean los cambios necesarios para el pensamiento científico existente, más concluyente debe ser la evidencia para que la teoría desafiante obtenga la ortodoxia científica, ya que esto solo será posible después de que se hayan revisado las teorías más establecidas. . Es poco probable que se revisen las teorías existentes si se ofrece una nueva teoría contradictoria sin evidencia sustancial.

9) ¿Se basa en datos observados?

La recopilación de datos es la primera etapa del proceso inductivo desarrollado por Francis Bacon y Thomas Hobbes. Se convirtió en la base de la ciencia newtoniana y del empirismo en general.

Aquí es donde la ciencia se separa de la filosofía. En filosofía, las teorías pueden basarse puramente en la especulación sin la carga de la recopilación de datos. La división de Platón entre cuerpo y alma y su teoría de las formas fueron producto de la especulación más que de la observación o la recopilación de datos, por ejemplo. Sin embargo, la ciencia se preocupa por lo que se puede observar.

11) ¿Los resultados de las pruebas respaldan plausiblemente la teoría?

La homeopatía fue inventada a principios del siglo XIX por Samuel Hahnemann, quien propuso que las personas enfermas podían ser tratadas con medicamentos que serían perjudiciales para las personas sanas. Aún más controvertida fue su creencia de que cuanto más diluida la medicina, más potente era la droga que se desvanecía. En la homeopatía contemporánea, la solución se diluye a la mitad de su concentración treinta veces, por lo que es poco probable que haya una sola molécula del ingrediente «activo» en el medicamento final.

Los homeópatas sortean el problema de la falta de medicina en la medicina afirmando que el agua tiene memoria. Esto entra en conflicto con la comprensión científica existente (ver 8), sin embargo, las pruebas con el método doble ciego muestran que la homeopatía es beneficiosa. Sin embargo, este beneficio tiene un poder equivalente al efecto placebo. Por lo tanto, no hay evidencia adecuada para la afirmación de que el agua tiene memoria. (Cuando comenzó la homeopatía, la medicina convencional era menos científica e incluía muchos tratamientos no probados que a menudo hacían más daño que bien, por lo que la homeopatía más «neutral» rápidamente ganó popularidad. Sin embargo, la medicina convencional ha progresado científicamente pero la homeopatía no, al estar atrapada en un callejón sin salida.)

12) ¿Son los experimentos repetibles por diferentes experimentadores?

En 1989, dos científicos estadounidenses, Fleischmann y Pons, afirmaron que habían logrado la fusión nuclear a una temperatura relativamente baja, en un laboratorio estándar, en lugar de las temperaturas extremadamente altas que ocurren en una estrella o un acelerador de partículas. Si la fusión fría es posible, el suministro mundial de energía sería prácticamente ilimitado. Sin embargo, a pesar de los numerosos intentos de otros científicos, ninguno logró repetir sus «resultados».

13) ¿Se puede falsear la teoría?

Se pueden establecer experimentos para refutar algunas teorías, pero es posible que otras no sean potencialmente falsificables. Las teorías que no pueden ser refutadas por experimentos se dividen en dos categorías: aquellas intrínsecamente inmunes a la experimentación y aquellas que no pueden ser refutadas por experimentación debido a la falta de tecnología.

El concepto de falsificación fue formulado por Karl Popper al investigar las diferencias entre el pensamiento dogmático y el crítico. Los pensadores dogmáticos, incluidos los seguidores de Marx y Freud, intentan interpretar todos los eventos en términos de su teoría o creencias preferidas, mientras que un pensador crítico trata de encontrar las fallas en las teorías, especialmente en las preferidas. Popper da a Einstein como ejemplo de un pensador crítico, cuando Einstein dijo: “Si no existiera el corrimiento hacia el rojo de las líneas espectrales debido al potencial gravitatorio, entonces la teoría general de la relatividad sería insostenible”.

14) ¿Tiene elementos predictivos?

Sin un elemento predictivo, la ciencia sería un tema esotérico o especulativo, cuyo resultado sería solo «Historias así de simples» de mayor definición. Es el elemento predictivo que le da a la ciencia su valor práctico, permitiéndonos decir cómo se comportarán los materiales o qué reacciones producirán. Esto hizo posible la tecnología que cambió el mundo durante las revoluciones industrial y de la información. La física sustenta la tecnología de locomotoras y jets.

A medida que la medicina se ha vuelto más científica, ha tenido más éxito. El Dr. Alexander Fleming observó que el moho Penicillium retardaba el crecimiento de la bacteria Staphylococcus y predijo que la penicilina podría usarse para tratar enfermedades bacterianas. Además, la teoría de Marshall de que las úlceras estomacales son causadas por bacterias y, por lo tanto, son tratables con antibióticos, ha demostrado ser correcta.

15) ¿Qué tan precisas son las predicciones basadas en la teoría?

Las teorías científicas no son los únicos sistemas explicativos que producen predicciones. Mucho antes de que existiera la ciencia hubo oráculos, siendo el más famoso el Oráculo de Apolo en Delfos. Sin embargo, sus profecías no estaban sujetas al análisis estadístico utilizado para probar las predicciones científicas modernas. Además, como las cuartetas de Nostradamus, las predicciones oraculares eran ambiguas y se basaban en el equívoco. Cuando el rey Creso de Lidia le preguntó al Oráculo qué pasaría si él iba a la guerra contra Persia, el Oráculo profetizó que caería un gran imperio. Ella simplemente no dijo de quién era el gran imperio.

Las predicciones basadas en las leyes del movimiento de la física newtoniana, por ejemplo, son muy diferentes. Estas leyes se utilizaron para predecir con precisión cuándo sería visible el cometa Halley.

Desafortunadamente, no todas las teorías que pretenden ser científicas son tan precisas en sus predicciones como las de Newton. La teoría marxista (que los marxistas afirman que es científica) afirma que puede predecir períodos históricos futuros: en la teoría marxista, el período feudal es sucedido por el período capitalista, que es sucedido por el período socialista, que a su vez es sucedido por el período comunista. Pero según la teoría marxista, los países que serían los primeros en experimentar la revolución socialista serían los capitalistas avanzados, Gran Bretaña, Alemania o Estados Unidos, no las economías campesinas de Rusia o China. Esta predicción falló, a pesar de que era una teoría muy amplia.

Cómo se puede probar una teoría

Cómo se puede probar una teoría

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!