Cuando la mayoría de la gente piensa en la ética (o la moral), piensa en reglas para distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, como la Regla de Oro ("Haz a los demás lo que quieras que te hagan a ti"), un código de conducta profesional como el Juramento Hipocrático ("Ante todo, no hagas daño"), un credo religioso como los Diez Mandamientos ("No matarás..."), o un aforismo sabio como los dichos de Confucio. Esta es la forma más común de definir la "ética": normas de conducta que distinguen entre el comportamiento aceptable y el inaceptable.

La mayoría de la gente aprende las normas éticas en casa, en la escuela, en la iglesia o en otros entornos sociales. De acuerdo con Comstock (2013), aunque la mayoría de la gente adquiere su sentido del bien y del mal durante la infancia, el desarrollo moral se produce a lo largo de la vida y los seres humanos pasan por diferentes etapas de crecimiento a medida que maduran. Las normas éticas son tan omnipresentes que uno podría estar tentado de considerarlas como simple sentido común. Por otra parte, si la moralidad no fuera más que sentido común, ¿por qué hay tantas disputas y problemas éticos en nuestra sociedad?

Una explicación plausible de estos desacuerdos es que todas las personas reconocen algunas normas éticas comunes, pero las interpretan, las aplican y las equilibran de forma diferente a la luz de sus propios valores y experiencias vitales. Por ejemplo, dos personas pueden estar de acuerdo en que el asesinato está mal, pero no están de acuerdo con la moralidad del aborto porque tienen una comprensión diferente de lo que significa ser un ser humano.

La Ética en la sociedad

La mayoría de las sociedades también tienen normas legales que rigen el comportamiento, pero las normas éticas suelen ser más amplias e informales que las leyes. Aunque la mayoría de las sociedades utilizan las leyes para hacer cumplir las normas morales ampliamente aceptadas y las normas éticas y jurídicas utilizan conceptos similares, la ética y el derecho no son lo mismo. Una acción puede ser legal pero no ética o ilegal pero ética. También podemos utilizar los conceptos y principios éticos para criticar, evaluar, proponer o interpretar las leyes. De hecho, en el último siglo, muchos reformistas sociales han instado a los ciudadanos a desobedecer las leyes que consideran inmorales o injustas. La desobediencia civil pacífica es una forma ética de protestar contra las leyes o de expresar puntos de vista políticos.

La Ética en las Disciplinas

Otra forma de definir la "ética" se centra en las disciplinas que estudian las normas de conducta, como la filosofía, la teología, el derecho, la psicología o la sociología. Por ejemplo, un "médico ético" es alguien que estudia las normas éticas en medicina. También se puede definir la ética como un método, procedimiento o perspectiva para decidir cómo actuar y para analizar problemas y cuestiones complejas. Por ejemplo, al considerar una cuestión compleja como el calentamiento global, se puede adoptar una perspectiva económica, ecológica, política o ética del problema. Mientras que un economista podría examinar el coste y los beneficios de las distintas políticas relacionadas con el calentamiento global, un ecologista podría examinar los valores y principios éticos en juego.

Muchas disciplinas, instituciones y profesiones diferentes tienen normas de comportamiento que se ajustan a sus objetivos y metas particulares. Estas normas también ayudan a los miembros de la disciplina a coordinar sus acciones o actividades y a establecer la confianza del público en la disciplina. Por ejemplo, las normas éticas rigen la conducta en la medicina, el derecho, la ingeniería y los negocios. Las normas éticas también sirven a los objetivos o metas de la investigación y se aplican a las personas que realizan investigaciones científicas u otras actividades académicas o creativas. Existe incluso una disciplina especializada, la ética de la investigación, que estudia estas normas.

¿Por qué es importante respetar las normas éticas en la investigación?

Lavery et al (2007), presentan las siguientes razones:

En primer lugar, las normas promueven los objetivos de la investigación

Como el conocimiento, la verdad y la evitación del error. Por ejemplo, las prohibiciones de fabricar, falsificar o tergiversar los datos de la investigación promueven la verdad y minimizan el error.

En segundo lugar, dado que la investigación a menudo implica una gran cooperación y coordinación entre muchas personas diferentes en distintas disciplinas e instituciones, las normas éticas promueven los valores

Estos son esenciales para el trabajo en colaboración, como la confianza, la responsabilidad, el respeto mutuo y la equidad. Por ejemplo, muchas normas éticas en la investigación, como las directrices para la autoría, las políticas de derechos de autor y patentes, las políticas de intercambio de datos y las reglas de confidencialidad en la revisión por pares, están diseñadas para proteger los intereses de la propiedad intelectual al tiempo que fomentan la colaboración. La mayoría de los investigadores quieren recibir el crédito por sus contribuciones y no quieren que les roben o divulguen sus ideas antes de tiempo.

En tercer lugar, muchas de las normas éticas ayudan a garantizar que los investigadores puedan rendir cuentas al público.

Por ejemplo, las políticas federales sobre la mala conducta en la investigación, los conflictos de intereses, la protección de los seres humanos y el cuidado y uso de los animales son necesarias para garantizar que los investigadores financiados con dinero público puedan rendir cuentas al público.

En cuarto lugar, las normas éticas en la investigación también contribuyen a fomentar el apoyo público a la investigación.

Es más probable que la gente financie un proyecto de investigación si puede confiar en la calidad e integridad de la misma.

Por último, muchas de las normas de la investigación promueven otros valores morales y sociales importantes.

Como la responsabilidad social, los derechos humanos, el bienestar de los animales, el cumplimiento de la ley y la salud y seguridad públicas. Las faltas de ética en la investigación pueden perjudicar considerablemente a los sujetos humanos y animales, a los estudiantes y al público. Por ejemplo, un investigador que fabrique datos en un ensayo clínico puede dañar o incluso matar a los pacientes, y un investigador que no respete las normas y directrices relativas a la seguridad biológica o de la radiación puede poner en peligro su salud y seguridad o la del personal y los estudiantes.

Directrices para la realización responsable de la investigación

La ética de la investigación proporciona directrices para la realización responsable de la investigación. Además, educa y supervisa a los científicos que realizan investigaciones para garantizar un alto nivel ético. A continuación Shamoo (2009), presenta un resumen general de algunos principios éticos:

Honestidad

Informar honestamente de los datos, los resultados, los métodos y los procedimientos, así como del estado de la publicación. No fabricar, falsificar o tergiversar los datos.

Objetividad

Esforzarse por evitar la parcialidad en el diseño experimental, el análisis de datos, la interpretación de datos, la revisión por pares, las decisiones de personal, la redacción de subvenciones, el testimonio de expertos y otros aspectos de la investigación.

Integridad

Mantenga sus promesas y acuerdos; actúe con sinceridad; esfuércese por la coherencia de pensamiento y acción.

Cuidado

Evite los errores por descuido y la negligencia; examine cuidadosa y críticamente su propio trabajo y el de sus compañeros. Mantén un buen registro de las actividades de investigación.

Apertura

Comparta datos, resultados, ideas, herramientas y recursos. Esté abierto a las críticas y a las nuevas ideas.

Respeto a la propiedad intelectual

Respete las patentes, los derechos de autor y otras formas de propiedad intelectual. No utilice datos, métodos o resultados no publicados sin permiso. Reconozca el mérito cuando corresponda. No plagie nunca.

Confidencialidad

Proteja las comunicaciones confidenciales, como los trabajos o becas presentados para su publicación, los registros del personal, los secretos comerciales o militares y los registros de los pacientes.

Publicación responsable

Publique para hacer avanzar la investigación y la erudición, no para avanzar sólo en su propia carrera. Evite el despilfarro y la duplicación de publicaciones.

Tutoría responsable

Ayude a educar, guiar y asesorar a los estudiantes. Promueva su bienestar y permita que tomen sus propias decisiones.

Respeto por los colegas

Respete a sus colegas y trátelos con justicia.

Responsabilidad social

Esforzarse por promover el bien social y prevenir o mitigar los daños sociales a través de la investigación, la educación pública y la defensa.

No discriminación

Evitar la discriminación de colegas o estudiantes por motivos de sexo, raza, etnia u otros factores no relacionados con su competencia e integridad científica.

Competencia

Mantenga y mejore su propia competencia y experiencia profesional mediante la educación y el aprendizaje permanentes; tome medidas para promover la competencia en la ciencia en su conjunto.

Legalidad

Conocer y obedecer las leyes pertinentes y las políticas institucionales y gubernamentales.

Cuidado de los animales

Muestre el debido respeto y cuidado por los animales cuando los utilice en la investigación. No realice experimentos con animales innecesarios o mal diseñados.

Protección de los seres humanos

Al realizar investigaciones en seres humanos, minimice los daños y riesgos y maximice los beneficios; respete la dignidad, la privacidad y la autonomía de los seres humanos.

Los participantes en la investigación deben ser conscientes

El consentimiento informado es un principio clave de la ética de la investigación. Es importante que la persona a la que se invita a formar parte de la investigación comprenda tanto los beneficios como los riesgos que conlleva. Debe tener toda la información que pueda afectar a su decisión de participar. Cada participante potencial en la investigación debe saber:

Por qué se realiza el estudio, cuánto durará y qué métodos se utilizarán

Si tiene derecho a no participar o a abandonar el estudio en cualquier momento

Cuáles son los posibles riesgos o beneficios que conlleva, si los hay

Cuáles son los límites de la confidencialidad (circunstancias en las que podría revelarse su identidad)

A quién pueden dirigirse para resolver sus dudas.

Diferentes éticas de investigación para diferentes disciplinas

Existen códigos éticos generales para diferentes disciplinas. Se puede utilizar la Declaración de Helsinki para la investigación biomédica. Incluso hay directrices éticas de investigación para los investigadores de Internet y los psicólogos.

Independientemente de la disciplina, todas las directrices éticas de investigación buscan maximizar el bien y minimizar los efectos negativos. La ética de la investigación, por tanto, exige que todos los participantes den su consentimiento informado de forma voluntaria. Toda investigación debe tratar de responder a preguntas que beneficien a la humanidad. Los riesgos deben minimizarse en la medida de lo humanamente posible.

Códigos y políticas de ética de la investigación

Dada la importancia de la ética para la realización de la investigación, no debe sorprender que muchas asociaciones profesionales, agencias gubernamentales y universidades hayan adoptado códigos, normas y políticas específicas relacionadas con la ética de la investigación. Muchas agencias gubernamentales tienen normas de ética para los investigadores financiados.

Aunque los códigos, las políticas y los principios son muy importantes y útiles, como cualquier conjunto de normas, no cubren todas las situaciones, a menudo entran en conflicto y requieren una interpretación considerable. Por lo tanto, es importante que los investigadores aprendan a interpretar, evaluar y aplicar diversas normas de investigación y a tomar decisiones y actuar de forma ética en diversas situaciones.

Nuestros especialistas esperan por ti para que los contactes a través del formulario de cotización o del chat directo. También contamos con canales de comunicación confidenciales como WhatsApp y Messenger. Y si quieres estar al tanto de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en Facebook, Instagram o Twitter.

Si este artículo fue de tu agrado, no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Referencias Bibliográficas

Comstock, Gary. Research Ethics: A Philosophical Guide to the Responsible Conduct of Research. New York: Cambridge University Press, 2013.

Lavery, James V., Christine Grady, Elizabeth R. Wahl, and Ezekiel J. Emanuel, eds. Ethical Issues in International Biomedical Research: A Casebook. New York: Oxford University Press, 2007.

Shamoo, Adil E. and David B. Resnik. Responsible Conduct of Research. 3nd ed. New York: Oxford University Press, 2009.

Ética en la Investigación

Ética en la Investigación

 

 

Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!