Después del título y el resumen, la introducción es lo siguiente que leerá el público, por lo que es fundamental empezar con fuerza. La introducción es su oportunidad de mostrar a los lectores y revisores por qué vale la pena leer su tema de investigación y por qué su trabajo merece su atención.

La introducción sirve para conducir al lector desde un tema general hasta un campo de investigación concreto. Establece el contexto de la investigación que se está llevando a cabo resumiendo los conocimientos actuales y la información de fondo sobre el tema, exponiendo el propósito del trabajo en forma de hipótesis, pregunta o problema de investigación, explicando brevemente su justificación, el enfoque metodológico, destacando los posibles resultados que puede revelar su estudio y describiendo el resto de la estructura del trabajo.

La introducción tiene varios objetivos. Presenta los antecedentes del estudio, introduce el tema y los objetivos, y ofrece una visión general del trabajo. Una buena introducción proporcionará una base sólida y animará a los lectores a continuar con las partes principales de la tesis: los métodos, los resultados y la discusión.

La importancia de una buena introducción

Piense en la introducción como una hoja de ruta mental que debe responder al lector a estas cuatro preguntas:

¿Qué estaba estudiando?

¿Por qué era importante investigar este tema?

¿Qué sabíamos sobre este tema antes de realizar este estudio?

¿Cómo hará este estudio avanzar nuestros conocimientos?

Una introducción bien escrita es importante porque, sencillamente, nunca se tiene una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Según Caulley (2007), el párrafo inicial de su trabajo proporcionará a sus lectores las primeras impresiones sobre la lógica de su argumento, su estilo de redacción, la calidad general de su investigación y, en última instancia, la validez de sus resultados y conclusiones. Una introducción vaga, desorganizada o llena de errores creará una impresión negativa, mientras que una introducción concisa, atractiva y bien redactada hará que sus lectores empiecen a pensar bien de su capacidad de análisis, su estilo de escritura y su enfoque de investigación.

Estructura y estilo de redacción

Yates (2004), propone los siguientes lineamientos a tomar en cuenta en cuanto a la estructura y estilo de redacción de la introducción.

Estructura y enfoque

La introducción es el amplio comienzo del trabajo que responde a tres preguntas importantes para el lector:

¿Qué es esto?

¿Por qué lo estoy leyendo?

¿Qué quiere que piense/considere hacer/reaccione?

Piensa en la estructura de la introducción como un triángulo invertido de información. Organice la información de manera que presente los aspectos más generales del tema al principio de la introducción, para luego ir reduciendo hacia la información temática más específica que proporciona el contexto, llegando finalmente a su declaración de intenciones y a la justificación y, siempre que sea posible, a los posibles resultados que puede revelar su estudio.

Fases asociadas a la redacción de la introducción

Estas son las fases generales asociadas a la redacción de una introducción:

Establecer un área de investigación.

Destacar la importancia del tema.

Haciendo afirmaciones generales sobre el tema.

Presentando una visión general de la investigación actual sobre el tema.

Identificar un nicho de investigación.

Oponiéndose a un supuesto existente.

Revelar una laguna en la investigación existente.

Formular una pregunta o un problema de investigación.

Continuando una tradición disciplinaria.

Situar la investigación

Sitúe su investigación dentro del nicho de investigación mediante:

Exponiendo la intención de su estudio.

Esbozando las características clave de su estudio.

Describiendo los resultados importantes.

Dar una breve visión general de la estructura del trabajo.

NOTA: Aunque la introducción es la primera sección principal de un trabajo de investigación, a menudo es útil terminar la introducción muy tarde en el proceso de escritura porque la estructura del trabajo, el informe y el análisis de los resultados, y la conclusión se habrán completado y asegura que su introducción coincide con la estructura general de su trabajo.

Delimitaciones del estudio

Las delimitaciones se refieren a las características que limitan el alcance y definen los límites conceptuales de su estudio. Esto viene determinado por las decisiones conscientes de exclusión e inclusión que usted toma sobre cómo investigar el problema de investigación. En otras palabras, no sólo debe decir al lector qué es lo que está estudiando y por qué, sino que también debe reconocer por qué rechazó enfoques alternativos que podrían haberse utilizado para examinar el problema de investigación.

Obviamente, el primer paso limitante fue la elección del propio problema de investigación. Sin embargo, hay implícitos otros problemas relacionados que podrían haberse elegido pero que se rechazaron. Éstos deben señalarse en la conclusión de su introducción.

Ejemplos de elecciones delimitadoras serían:

Metas y objetivos clave de su estudio.

Preguntas de investigación que aborda.

Variables de interés [es decir, los distintos factores y características del fenómeno estudiado],

El método o métodos de investigación.

Los marcos teóricos alternativos pertinentes que se podrían haber adoptado.

Revise cada una de estas decisiones. No sólo debe establecer claramente lo que pretende conseguir, sino también incluir una declaración de lo que el estudio no pretende abarcar. En este último caso, sus decisiones de exclusión deben basarse en criterios como "no es interesante"; "no es directamente relevante"; "es demasiado problemático porque..."; "no es factible", y otros similares. Haga explícito este razonamiento.

NOTA: Las delimitaciones se refieren a las decisiones iniciales tomadas sobre el diseño general de su estudio y no deben confundirse con la documentación de las limitaciones de su estudio descubiertas una vez finalizada la investigación.

El flujo narrativo

Cuestiones a tener en cuenta que ayudarán a que la narración fluya en su introducción:

Su introducción debe identificar claramente el tema de interés. Una estrategia sencilla consiste en utilizar las palabras clave del título en las primeras frases de la introducción. Esto ayudará a centrar la introducción en el tema en el nivel adecuado y garantiza que se llegue rápidamente al tema principal sin perder el enfoque o discutir información demasiado general.

Establezca el contexto proporcionando una revisión breve y equilibrada de la literatura publicada pertinente que está disponible sobre el tema. La clave es resumir para el lector lo que se sabe sobre el problema de investigación específico antes de que usted hiciera su análisis. Esta parte de su introducción no debe representar una revisión exhaustiva de la literatura, sino que consiste en una revisión general de la literatura de investigación importante y fundacional (con citas) que sienta las bases para comprender los elementos clave del problema de investigación.

Exponga claramente la hipótesis que ha investigado. Cuando esté aprendiendo a escribir en este formato, está bien, y de hecho es preferible, utilizar una declaración pasada como, "El propósito de este estudio fue...." o "Investigamos tres posibles mecanismos para explicar el...."

¿Por qué eligió este tipo de estudio o diseño de investigación? Proporcione una declaración clara de la justificación de su enfoque del problema estudiado. Normalmente, esto seguirá a su declaración de objetivos en el último párrafo de la introducción.

Atraer al lector

El objetivo general de la introducción es hacer que los lectores quieran leer el trabajo. La introducción debe captar la atención del lector. Las estrategias para lograrlo pueden ser:

Abrir con una historia convincente.

Incluir una cita fuerte o una anécdota vívida, tal vez inesperada.

Plantear una pregunta provocadora o que invite a la reflexión.

Describir un escenario desconcertante o una incongruencia.

Citar un ejemplo conmovedor o un estudio de caso que ilustre la importancia del problema de investigación.

NOTA: Elija sólo una estrategia para atraer a sus lectores; evite dar la impresión de que su artículo es más llamativo que sustancioso.

Consejos para escribir una introducción eficaz

A continuación, Baker (2001), presenta algunos consejos para escribir una introducción eficaz. Estos consejos se aplican principalmente a la tesis completos y a las cartas que informan de los resultados de la investigación original. Aunque algunos consejos son más apropiados para tesis de ciertos campos, los puntos son ampliamente aplicables.

Empiece de forma amplia y luego reduzca la información

En el primer párrafo, describa brevemente el área de investigación en general y, a continuación, acote su enfoque particular. Esto le ayudará a situar su tema de investigación dentro del campo más amplio, haciendo que el trabajo sea accesible a un público más amplio, no sólo a los especialistas en su campo.

Exponer los objetivos y la importancia

Los trabajos rechazados por "no mostrar la importancia del tema" o "carecer de una motivación clara" suelen descuidar este punto. Diga qué quiere conseguir y por qué el lector debería estar interesado en saber si lo consigue. La estructura básica puede ser tan sencilla como "Nos proponemos hacer X, que es importante porque nos llevará a Y".

Cite de forma exhaustiva pero no excesiva

Una vez que se haya centrado en el tema específico de su estudio, debe abarcar a fondo la bibliografía más reciente y más relevante relativa a su estudio. Su revisión de la literatura debe ser completa, pero no excesivamente larga; recuerde que no está escribiendo un tesis de revisión. Si considera que su introducción es demasiado larga o está repleta de citas, una posible solución es citar tesis de revisión, en lugar de todas las tesis individuales que ya han sido resumidos en la revisión.

Evite dar demasiadas citas para un mismo punto

Considere la siguiente frase: "Muchos estudios han encontrado una asociación significativa entre X e Y". Esta frase cita demasiados estudios a la vez. Aunque las referencias pueden proporcionar una buena visión general del tema, esta frase no proporciona suficiente contexto o explicación para estos estudios anteriores. Si vale la pena citar todas estas referencias, deberían discutirse con mayor especificidad. Por ejemplo, "Se ha encontrado una asociación significativa entre X e Y en hombres [4-7], mujeres [8-11] y niños [12-15]".

Exponga claramente su hipótesis o su pregunta de investigación

En el caso de la investigación en ciencias empíricas, plantear una hipótesis puede ser una forma eficaz de enmarcar la investigación. Por ejemplo, en lugar de decir "En este estudio, demostramos que X está relacionado con Y mediante el método A", podría decir "En este estudio, planteamos la hipótesis de que X está relacionado con Y, y utilizamos el método A para comprobar esta hipótesis".

Cuando hablamos de una investigación en ciencias formales o la investigación exploratoria, podría considerar la posibilidad de plantear una pregunta de investigación en su lugar: "En este estudio, examinamos la siguiente pregunta de investigación: ¿Está X relacionado con Y?". Tenga en cuenta que la pregunta de investigación no siempre tiene que formularse en forma interrogativa (con un signo de interrogación). Aquí, puede poner la pregunta en una frase declarativa: "En este estudio, investigamos si X está relacionado con Y". Las hipótesis y las preguntas de investigación son eficaces porque ayudan a dar forma al trabajo y sirven como "frases señalizadoras" que guían a los lectores a través de tu trabajo sin problemas.

Considere la posibilidad de dar una visión general del trabajo

Una visión general de la organización es más común en algunos campos que en otros. Es especialmente frecuente en tecnología, pero menos en medicina. En el último párrafo de la introducción, considere la posibilidad de presentar un resumen sección por sección de su trabajo, si es apropiado para su campo. Por ejemplo, "En la sección II, describimos nuestros métodos de análisis y los conjuntos de datos que utilizamos".

Sea breve

Intente evitar una introducción demasiado larga. Un buen objetivo es de 500 a 1.000 palabras, aunque la consulta de las directrices de la revista y de los números anteriores le proporcionará la orientación más clara.

Mostrar, no contar

Uno de los objetivos de la introducción es explicar por qué el tema de investigación merece ser estudiado. Uno de los errores más comunes es decir simplemente: "El tema X es importante". En lugar de limitarse a decir que el tema es importante, demuestre por qué lo es. Por ejemplo, en lugar de escribir "El desarrollo de nuevos materiales es importante para la industria del automóvil", podrías escribir: "El desarrollo de nuevos materiales es necesario para que la industria del automóvil produzca vehículos más fuertes y ligeros, lo que mejorará la seguridad y el ahorro de combustible."

No entierre a sus lectores en los detalles

En la introducción, si su tesis pertenece a un campo en el que se suelen resumir los principales resultados del estudio antes de comenzar con los métodos, debe evitar exponer demasiados resultados detallados porque estos resultados necesitan el desarrollo en las otras secciones de su tesis para ser comprendidos correctamente.

En lugar de decir "Encontramos que nuestro algoritmo requiere el 55% de la memoria y el 45% del tiempo de cálculo del algoritmo convencional", suele ser mejor dar una visión general de los resultados en la introducción: "Aquí comparamos el algoritmo propuesto con un algoritmo convencional en términos de uso de memoria y velocidad de cálculo, mostrando que el algoritmo propuesto es más pequeño y más rápido". Algunas guías de estilo antiguas sugieren retener el resultado principal para crear suspense, pero ahora las revistas de muchos campos -la medicina es una notable excepción- animan a dar un avance de los resultados principales en la introducción.

Nuestros especialistas esperan por ti para que los contactes a través del formulario de cotización o del chat directo. También contamos con canales de comunicación confidenciales como WhatsApp y Messenger. Y si quieres estar al tanto de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en Facebook, Instagram o Twitter.

Si este artículo fue de tu agrado, no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Referencias Bibliográficas

Baker, Lynda M. 2001. Review of Understanding Research Methods: An Overview of the Essentials, 2nd ed., by Mildred L. Patten. The Library Quarterly 71:96.

Yates, Simeon J. 2004. Doing social science research. London, UK: Sage Publications: Open University. 293p.

Caulley, D. N. 2007. Review of Qualitative research methods for the social sciences, 6th ed, by B. L. Berg. Qualitative Research Journal 6.2: 227.

También te puede interesar: Tesis sobre el abuso de la tecnología

Introducción en la Investigación

Introducción en la Investigación

Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!