El pensamiento crítico es la capacidad de pensar con claridad y racionalidad, comprendiendo la conexión lógica entre las ideas. El pensamiento crítico ha sido objeto de mucho debate y pensamiento desde la época de los primeros filósofos griegos como Platón y Sócrates y ha seguido siendo un tema de discusión en la era moderna, por ejemplo, la capacidad de reconocer noticias falsas. Podría describirse como la capacidad de participar en un pensamiento reflexivo e independiente.

En esencia, el pensamiento crítico requiere que uses tu capacidad de razonar. Se trata de ser un aprendiz activo en lugar de un receptor pasivo de información.

¿Qué es el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es pensar en las cosas de cierta manera para llegar a la mejor solución posible en las circunstancias de las que el pensador es consciente. En un lenguaje más cotidiano, es una forma de pensar en lo que sea que esté ocupando tu mente en ese momento para que llegues a la mejor conclusión posible.

El pensamiento crítico es:

Una forma de pensar sobre cosas particulares en un momento particular; no es la acumulación de hechos y conocimientos o algo que puedes aprender una vez y luego usar de esa forma para siempre, como la tabla de multiplicar nueve que aprendes y usas en la escuela.

¿Qué hacen los pensadores críticos?

Los pensadores críticos cuestionan rigurosamente las ideas y los supuestos en lugar de aceptarlos al pie de la letra. Siempre buscarán determinar si las ideas, los argumentos y los hallazgos representan la imagen completa y están abiertos a descubrir que no es así.

Los pensadores críticos identificarán, analizarán y resolverán problemas sistemáticamente en lugar de hacerlo por intuición o instinto.

Alguien con habilidades de pensamiento crítico puede:

Comprender los vínculos entre las ideas.

Determinar la importancia y relevancia de los argumentos e ideas.

Reconocer, construir y valorar argumentos.

Identificar inconsistencias y errores en el razonamiento.

Aborda los problemas de una manera consistente y sistemática.

Reflexionar sobre la justificación de sus propios supuestos, creencias y valores.

Habilidades que necesitamos para el pensamiento crítico

Las habilidades que necesitamos para poder pensar críticamente son variadas e incluyen la observación, el análisis, la interpretación, la reflexión, la evaluación, la inferencia, la explicación, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

Específicamente necesitamos ser capaces de:

Reflexionar sobre un tema o cuestión de manera objetiva y crítica.

Identificar los diferentes argumentos que hay en relación a un tema en particular.

Evaluar un punto de vista para determinar qué tan fuerte o válido es.

Reconocer cualquier debilidad o punto negativo que haya en la evidencia o argumento.

Observar qué implicaciones puede haber detrás de una declaración o argumento.

Proporcionar un razonamiento estructurado y apoyo para un argumento que deseamos hacer.

El proceso de pensamiento crítico

Debe tener en cuenta que ninguno de nosotros piensa críticamente todo el tiempo.

A veces pensamos casi de cualquier manera menos críticamente, por ejemplo, cuando nuestro autocontrol se ve afectado por la ira, el dolor o la alegría, o cuando simplemente nos sentimos “malditos”.

Por otro lado, la buena noticia es que, dado que nuestra capacidad de pensamiento crítico varía según nuestra mentalidad actual, la mayoría de las veces podemos aprender a mejorar nuestra capacidad de pensamiento crítico desarrollando ciertas actividades rutinarias y aplicándolas a todos los problemas que se presenten. .

Una vez que comprenda la teoría del pensamiento crítico, mejorar sus habilidades de pensamiento crítico requiere persistencia y práctica.

Ejercicio

Prueba este sencillo ejercicio para ayudarte a empezar a pensar críticamente.

Piensa en algo que alguien te haya dicho recientemente. Luego hazte las siguientes preguntas:

¿Quién lo dijo?

¿Alguien que usted conoce? ¿Alguien en una posición de autoridad o poder? ¿Importa quién te dijo esto?

¿Que dijeron?

¿Dieron hechos u opiniones? ¿Proporcionaron todos los hechos? ¿Dejaron algo fuera?

¿Dónde lo dijeron?

¿Fue en público o en privado? ¿Otras personas tuvieron la oportunidad de responder y proporcionar una cuenta alternativa?

¿Cuándo lo dijeron?

¿Fue antes, durante o después de un evento importante? ¿Es importante el tiempo?

¿Por qué lo dijeron?

¿Explicaron el razonamiento detrás de su opinión? ¿Estaban tratando de hacer que alguien se viera bien o mal?

¿Cómo lo dijeron?

¿Estaban felices o tristes, enojados o indiferentes? ¿Lo escribieron o lo dijeron? ¿Pudiste entender lo que se dijo?

¿Qué pretendes lograr?

Objetivos del Pensamiento Crítico

Uno de los aspectos más importantes del pensamiento crítico es decidir lo que se pretende lograr y luego tomar una decisión basada en una gama de posibilidades.

Una vez que haya aclarado ese objetivo, debe usarlo como punto de partida en todas las situaciones futuras que requieran reflexión y, posiblemente, una mayor toma de decisiones. Cuando sea necesario, informe a sus compañeros de trabajo, familiares o quienes lo rodean de su intención de perseguir este objetivo. Luego debe disciplinarse para mantenerse en el camino hasta que las circunstancias cambiantes signifiquen que debe revisar el inicio del proceso de toma de decisiones.

Sin embargo, hay cosas que se interponen en el camino de la simple toma de decisiones. Todos llevamos con nosotros una gama de gustos y disgustos, comportamientos aprendidos y preferencias personales desarrolladas a lo largo de nuestras vidas; son las características del ser humano. Una contribución importante para garantizar que pensemos críticamente es ser conscientes de estas características, preferencias y sesgos personales y tenerlos en cuenta al considerar los posibles próximos pasos, ya sea que se encuentren en la etapa de consideración previa a la acción o como parte de un replanteamiento causado por imprevistos. o impedimentos imprevistos para el progreso continuo.

Cuanto más claramente seamos conscientes de nosotros mismos, de nuestras fortalezas y debilidades, más probable será que nuestro pensamiento crítico sea productivo.

El beneficio de la previsión

Quizás el elemento más importante del pensamiento crítico es la previsión.

Casi todas las decisiones que tomamos e implementamos no resultan desastrosas si encontramos razones para abandonarlas. Sin embargo, nuestra toma de decisiones será infinitamente mejor y más probable que conduzca al éxito si, cuando lleguemos a una conclusión tentativa, nos detenemos y consideramos el impacto en las personas y actividades que nos rodean.

Los elementos que requieren consideración son generalmente numerosos y variados. En muchos casos, la consideración de un elemento desde una perspectiva diferente revelará peligros potenciales en la búsqueda de nuestra decisión.

Por ejemplo, trasladar una actividad comercial a una nueva ubicación puede mejorar considerablemente el producto potencial, pero también puede conducir a la pérdida de trabajadores calificados si la distancia recorrida es demasiado grande. ¿Cuál de estas es la consideración más importante? ¿Hay alguna manera de disminuir el conflicto?

Estos son el tipo de problemas que pueden surgir de un pensamiento crítico incompleto, una demostración quizás de la importancia crítica de un buen pensamiento crítico.

13 Maneras de cultivar el pensamiento crítico

Para decirlo de otra manera, el pensamiento crítico significa llegar a sus propias conclusiones cuidadosamente consideradas en lugar de tomar la información al pie de la letra. Aquí hay 13 formas en que puedes cultivar esta preciosa habilidad:

Siempre examine la información nueva con ojo cauteloso

Ya sea un artículo que alguien haya compartido en línea o datos relacionados con su trabajo, siempre revise la información que se le presente. Buenas preguntas para hacer aquí incluyen: «¿Esta información está completa y actualizada?» “¿Qué evidencia se está presentando para respaldar el argumento?” y «¿De quién es la voz que falta aquí?»

Mire de dónde ha venido la información

¿La fuente es confiable? ¿Cuál es su motivación para presentar esta información? Por ejemplo, ¿están tratando de venderte algo o de hacer que tomes una determinada acción (como votar por ellos)?

Considere más de un punto de vista

Todos tienen sus propias opiniones y motivaciones, incluso las personas muy inteligentes que hacen argumentos que suenan razonables tienen opiniones personales y sesgos que dan forma a su forma de pensar. Entonces, cuando alguien le presente información, considere si hay otros lados de la historia.

Practica la escucha activa

Escuche atentamente lo que le dicen los demás y trate de hacerse una idea clara de su perspectiva. La empatía es una habilidad realmente útil aquí, ya que ponerse en el lugar de otra persona puede ayudarlo a comprender de dónde viene y qué es lo que podría querer. Trate de escuchar sin juzgar; recuerde, el pensamiento crítico se trata de mantener una mente abierta.

Reúna información adicional cuando sea necesario

Cada vez que identifique brechas en la información o los datos, haga su propia investigación para llenar esas brechas. Los próximos pasos le ayudarán a hacer esto objetivamente…

Haga muchas preguntas abiertas

La curiosidad es un rasgo clave de los pensadores críticos, así que canaliza a tu niño interior y haz muchas preguntas de «quién», «qué» y «por qué».

Encuentre sus propias fuentes de información confiables, como sitios de noticias establecidos, organizaciones sin fines de lucro e institutos educativos.

Trate de evitar fuentes anónimas o fuentes con un hacha para moler o un producto para vender. Además, asegúrese de verificar cuándo se publicó la información. Una fuente más antigua puede estar ofreciendo involuntariamente información incorrecta solo porque los eventos han cambiado desde que se publicó; corroborar la información con una fuente más reciente.

Trate de no obtener sus noticias de las redes sociales

Y si ve algo en las redes sociales que le llama la atención, verifique la precisión de la historia (a través de fuentes de información confiables, como se indicó anteriormente) antes de compartirla.

Aprende a detectar noticias falsas

No siempre es fácil detectar contenido falso o engañoso, pero una buena regla general es observar el lenguaje, la emoción y el tono de la pieza. ¿Está utilizando un lenguaje cargado de emociones, por ejemplo, y tratando de hacerte sentir de cierta manera? Además, mire las fuentes de los hechos, las cifras, las imágenes y las citas. Una noticia legítima indicará claramente sus fuentes.

Aprenda a detectar información sesgada

Al igual que las noticias falsas, la información sesgada puede buscar apelar más a sus emociones que a la lógica y/o presentar una visión limitada del tema. Así que pregúntese: «¿Hay más en este tema que lo que se presenta aquí?» Haga su propia lectura sobre el tema para establecer la imagen completa.

Cuestiona también tus propios prejuicios

Todo el mundo tiene prejuicios, y no tiene sentido pretender lo contrario. El truco consiste en pensar objetivamente sobre lo que te gusta y lo que no te gusta, tus preferencias y creencias, y considerar cómo esto podría afectar tu forma de pensar.

Forme sus propias opiniones

Recuerde, el pensamiento crítico se trata de pensar de forma independiente. Entonces, una vez que haya evaluado toda la información, forme sus propias conclusiones al respecto.

Continúe trabajando en sus habilidades de pensamiento crítico

Recomendamos mirar plataformas de aprendizaje en línea para cursos sobre habilidades generales de pensamiento crítico, así como cursos sobre temas específicos como sesgos cognitivos.

Pensamiento Crítico

Pensamiento Crítico

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!