Las proposiciones son declaraciones sobre algún objeto o evento en el universo (un concepto), ya sea de forma natural o construida. Contienen dos o más conceptos conectados mediante palabras o frases de enlace para formar una declaración significativa. Al respecto, los términos «proposición» e «hipótesis» se refieren a la formulación de una posible respuesta a una pregunta científica específica. En particular, una proposición se ocupa de la conexión entre dos conceptos existentes. La principal diferencia entre los dos términos es que una hipótesis debe ser comprobable y medible, mientras que una proposición trata con conceptos puros para los que actualmente no se dispone de pruebas de laboratorio. Al respecto,

Construyendo proposiciones

Dentro de una proposición, las palabras de enlace expresan la relación que existe entre los conceptos unidos en el contexto específico que se está considerando. La siguiente es una lista de proposiciones de diferentes temas:

Las aves tienen huesos huecos

La energía es la capacidad de hacer trabajo

El aprendizaje puede tener lugar a través del aprendizaje

La credibilidad es la base del buen periodismo

Las empresas exitosas crean riqueza

El aumento de las precipitaciones puede causar inundaciones

Nótese que cada una se puede leer y comprender de forma independiente, aunque el contexto de la proposición no esté claramente establecido. Por esta razón, a veces se les llama unidades semánticas o unidades de significado. Constan de dos conceptos conectados a través de palabras de enlace (que se muestran en cursiva) (por ejemplo, la primera proposición incluye el concepto «Pájaros» y «Huesos huecos» y la palabra de enlace «tener»).

La siguiente es una lista de proposiciones mal formadas, ya que no transmiten ningún significado:

Castillo de naipes

Pájaros en los árboles

Fruta por ejemplo Manzana

Educación con Aprendizaje Significativo

Ejercicio para la Salud

¿Qué nos dice «Pájaros en los árboles»? Poco. ¿Cuál era el significado que se pretendía transmitir con esta proposición, tal vez que «Los pájaros viven en los árboles»? o que «¿Los pájaros construyen nidos en los árboles?» Agregar un verbo (vivir, construir) cambia la proposición a una unidad de significado, a una proposición que tiene sentido por sí misma y transmite conocimiento. Las otras entradas en esta lista también carecen de buenas palabras de enlace que describan mejor la relación entre los conceptos correspondientes.

¿Cuál puede ser un ejemplo de una proposición en una investigación?

Un ejemplo de una proposición es: “Un aumento en la inteligencia de los estudiantes provoca un aumento en su rendimiento académico”. Esta declaración declarativa no tiene que ser verdadera, pero debe ser comprobable empíricamente usando datos, para que podamos juzgar si es verdadera o falsa.

Así, las proposiciones pueden desempeñar un papel importante en el proceso científico. Al sugerir un vínculo entre dos conceptos, una propuesta científica puede sugerir áreas de investigación prometedoras para los investigadores. En áreas de estudio donde rara vez se pueden hacer hipótesis válidas, una proposición puede servir como una suposición común que puede respaldar más especulaciones.

Esto puede ocurrir en sistemas extremadamente complejos, como los que maneja la sociología y la economía, donde una prueba experimental sería prohibitivamente costosa o difícil. Las proposiciones también son valiosas en áreas de estudio en las que queda poca evidencia sólida, como estudios arqueológicos y paleontológicos en los que solo se han descubierto fragmentos de evidencia.

¿Qué es una proposición en una teoría?

Las proposiciones son declaraciones sobre algún objeto o evento en el universo (un concepto), ya sea de forma natural o construida. Las proposiciones contienen dos o más conceptos conectados mediante palabras o frases de enlace para formar una declaración significativa.

¿Qué es la proposición en la investigación cualitativa?

Las proposiciones también pueden presentarse en estudios cualitativos. Al igual que las hipótesis, estas son afirmaciones sobre la probabilidad de que dos o más conceptos funcionen juntos. Proposiciones – Ejemplos. ▪ Una proposición es una declaración vaga y no pretende ser tan precisa como una hipótesis.

Proposiciones estáticas y dinámicas

Las palabras de enlace pueden expresar relaciones estáticas y dinámicas. Las relaciones estáticas entre conceptos ayudan a describir, definir y organizar el conocimiento para un dominio dado, mientras que las relaciones dinámicas describen cómo el cambio en un concepto afecta al otro concepto. Las relaciones estáticas conducen a proposiciones estáticas, mientras que las relaciones dinámicas conducen a proposiciones dinámicas. En general, la representación adecuada del conocimiento requiere tanto proposiciones estáticas como dinámicas, ya que son las últimas las que capturan la covariación y las relaciones cambiantes entre dos o más conceptos.

¿Cuál es la relación entre proposición e hipótesis?

Una proposición de investigación es una declaración sobre los conceptos que pueden juzgarse como verdaderos o falsos si se refiere a fenómenos observables. Cuando una proposición se formula para su comprobación empírica, se denomina hipótesis.

Hipótesis y el Método Científico

Formular una hipótesis es el paso inicial en el desarrollo de una teoría bajo el método científico. Es una suposición educada basada en la investigación y el conocimiento práctico. Para que una hipótesis se considere válida, debe hacer una predicción que los científicos puedan probar mediante un experimento repetible. Si una hipótesis no se puede falsear a través de la experimentación, no se puede considerar parte de una teoría científica válida.

Relaciones entre constructos

Colocando como ejemplo, constructos teóricos como la inteligencia, el esfuerzo, el rendimiento académico y el potencial de ingresos, estos se relacionan entre sí en una red nomológica. Cada una de estas relaciones es una proposición. Al buscar explicaciones para un fenómeno o comportamiento determinado, no basta con identificar conceptos y construcciones clave que subyacen al fenómeno o comportamiento objetivo. También debemos identificar y establecer patrones de relaciones entre estos constructos.

De esta manera, la proposición representa una relación tentativa y conjetural entre constructos que se enuncia de forma declarativa. Un ejemplo de una proposición es: ‘Un aumento en la inteligencia de los estudiantes provoca un aumento en su rendimiento académico’. Esta declaración declarativa no tiene que ser verdadera, pero debe ser comprobable empíricamente usando datos, para que podamos juzgar si es verdadera o falsa. Las proposiciones generalmente se derivan con base en la lógica (deducción) o en observaciones empíricas (inducción).

Debido a que las proposiciones son asociaciones entre construcciones abstractas, no pueden probarse directamente. En cambio, se prueban indirectamente al examinar la relación entre las medidas correspondientes (variables) de esos constructos. La formulación empírica de proposiciones, expresadas como relaciones entre variables, se llama hipótesis. Dado que los puntajes de CI y el promedio de calificaciones son medidas operativas de inteligencia y rendimiento académico respectivamente, la proposición anterior se puede especificar en forma de hipótesis: ‘Un aumento en el puntaje de CI de los estudiantes provoca un aumento en su promedio de calificaciones’. Las proposiciones se especifican en el plano teórico, mientras que las hipótesis se especifican en el plano empírico. Por lo tanto, las hipótesis son comprobables empíricamente utilizando datos observados y pueden ser rechazadas si no están respaldadas por observaciones empíricas. Por supuesto, el objetivo de la prueba de hipótesis es inferir si la proposición correspondiente es válida.

Similitudes entre ambos conceptos

Una proposición es similar a una hipótesis, pero su objetivo principal es sugerir un vínculo entre dos conceptos en una situación en la que el vínculo no puede verificarse mediante un experimento. Como resultado, se basa en gran medida en investigaciones previas, suposiciones razonables y evidencia correlativa existente. Un científico puede usar una proposición para estimular más investigaciones sobre una pregunta o plantear una con la esperanza de que se descubran más pruebas o métodos experimentales que la conviertan en una hipótesis comprobable.

Inconvenientes de las proposiciones

Debido a que una proposición no se basa en datos comprobables, es más difícil refutarla en un contexto científico. Solo necesita ser convincente e internamente consistente para parecer válido. Sin embargo, se ha encontrado que las proposiciones que satisfacen ambas condiciones son incorrectas o inexactas cuando se dispone de nuevos datos comprobables. La creencia en proposiciones que han sido comúnmente aceptadas durante largos períodos de tiempo puede ser extremadamente difícil de superar, incluso si otros investigadores presentan proposiciones más probables.

Proposiciones e Hipótesis

Proposiciones e Hipótesis

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!