Un debate es una discusión organizada o concurso de ideas en el que los participantes discuten un tema desde dos lados opuestos. Los que están de acuerdo con esta afirmación o idea son del lado «Pro». Aquellos que no estarán de acuerdo con esta declaración o idea son del lado «Con». Cada lado mostrará de manera organizada e inteligente por qué cree tener las respuestas correctas. Usarán ejemplos y evidencia para apoyar sus ideas mientras trabajan para llegar a una conclusión.

Uno de los métodos utilizados por los defensores es el debate. Un debate es un argumento verbal que se lleva a cabo dentro de un marco establecido. Los debates son comunes tanto en entornos políticos como educativos. Las personas pueden estar en desacuerdo con puntos de vista opuestos en un entorno estructurado que brinda a todos los participantes la oportunidad de presentar y defender sus argumentos, así como llegar a conclusiones sobre los argumentos de sus oponentes. Hay muchos formatos diferentes posibles para un debate, pero los debates también tienen muchas características en común.

Cómo funcionan los debates

El debate competitivo puede adoptar la forma de un concurso/competición formal, disciplinado y regido por reglas que se lleva a cabo dentro de un marco establecido. Un debate puede comprender participantes individuales o equipos que incluyan a varias personas.

En un debate típico, a dos equipos se les presenta una propuesta que debatirán, y a cada equipo se le otorga un período de tiempo determinado para preparar sus argumentos. Los debates se llevan a cabo en un entorno estructurado que brinda a todos los participantes la oportunidad de presentar y defender sus argumentos.

El Discurso Inicial

Los discursos iniciales de un debate se denominan «discursos constructivos» porque los debatientes presentan la construcción básica de su argumento. Un argumento en un debate significa exponer su posición y luego justificar esa posición indicando por qué su posición sobre el tema es la correcta. La evidencia obtenida a través de la investigación, como en forma de estadísticas o en forma de resultados de investigación, se utiliza para justificar una posición en un debate. Las citas y el testimonio personal también se pueden usar como evidencia para fortalecer la posición.

Las dos posiciones en un debate son la afirmativa y la negativa. El lado afirmativo o «pro» en un debate argumenta a favor de algo, mientras que el lado negativo o «contra» argumenta en contra de algo. Por ejemplo, la postura afirmativa sobre el control de armas argumentaría por qué las regulaciones sobre armas de fuego son necesarias para la seguridad pública, mientras que la postura negativa sobre el control de armas argumentaría por qué los controles no funcionarían para garantizar la seguridad del público.

La Propuesta a debatir

En otras palabras, a las dos partes en debate se les da una propuesta para debatir. El lado Afirmativo de la proposición, también llamado la Proposición, defiende, apoya y defiende la resolución. El Lado Negativo de la proposición, también llamado Oposición, se opone y refuta la resolución; como tales, niegan la postura de la Afirmativa. Dicho de otra manera, la Proposición es el equipo que intenta asegurar la aceptación de una propuesta.

La Oposición es el equipo que intenta asegurar el rechazo de una proposición. Es vital que la propuesta adopte una postura definida sobre un tema.

Los estilos básicos de debate varían ampliamente en términos de su formato, límites de tiempo para los discursos, el orden de los discursos y cómo se presentan los argumentos. A pesar de estas diferencias, los debates también tienen muchas características en común.

En general, los debates son muy comunes en entornos sociales, políticos y educativos.

Temas Abordados

Aunque los temas abordados en un debate pueden ser prácticamente cualquier cosa, la mayoría de los debates abordan temas controvertidos que atraen a la audiencia. Ciertos debates también permiten la participación de la audiencia donde los asistentes pueden plantear preguntas a los debatientes.

El objetivo de un debate es convencer a la oposición de que tienes razón. Cuando los dos lados están de acuerdo sobre el tema o cuando los argumentos de un lado son más convincentes que los del otro lado, es cuando el debate llega a su fin. En un debate formal, un mediador (una persona que no ha estado de acuerdo con el Pro o el Con) decidirá quién debe ser el ganador. En un debate informal, la discusión puede continuar hasta el momento en que un lado se rinda.

Sin embargo, la mayoría de los debates con una audiencia pública se centran en un tema controvertido que tiene interés para la audiencia, como el tema de las leyes de inmigración y la aceptación de refugiados, por ejemplo. Algunos debates cuentan con la participación de la audiencia con algunas preguntas planteadas por la audiencia a los debatientes. Los debates pueden involucrar a un participante contra otro, o pueden ser en formato de equipo. Los formatos básicos de debate varían ampliamente en términos de límites de tiempo para los discursos, el orden de los discursos y cómo se presentan los argumentos.

Los buenos debatientes

Los buenos debatientes entienden la importancia de apelar no solo a la lógica y la razón, sino también a las emociones de la audiencia. Las estrategias argumentativas son importantes y los debatientes deben anticipar las respuestas de los otros debatientes y de la audiencia. Una comprensión profunda del tema y no solo de los puntos principales es esencial para un buen debate. Un buen debatidor necesita demostrar no solo por qué su posición es la correcta, sino también por qué la posición del oponente es la incorrecta.

La mayoría de los formatos de debate incluyen una sección de contrainterrogatorio en la que los participantes pueden plantear preguntas a los demás candidatos. La idea de debate estratégico aquí es tratar de exponer las debilidades en el argumento de su oponente. Los discursos de réplica son los que se encuentran al final de un debate. Ofrecen tanto un resumen del argumento de cada debatiente como conclusiones extraídas de los argumentos de los otros debatientes.

Tema de debate de muestra

«Los uniformes escolares son una parte importante de la educación de un estudiante»

Pro: argumentos de ejemplo

Los uniformes escolares hacen que todos los estudiantes se parezcan. Los estudiantes pobres y ricos se parecen. Esto hace que sea más fácil para todos llevarse bien y concentrarse en sus estudios.

Los uniformes les dan a los estudiantes un sentido de pertenencia a cierta escuela.

Los uniformes son fáciles y baratos de limpiar.

Con: argumentos de ejemplo

Los uniformes escolares no permiten que los estudiantes sean individuos. Restringen que los estudiantes se expresen. También son calientes en verano y no protegen del frío en invierno; por lo tanto, no es fácil llevarse bien o concentrarse en estudiar.

Los estudiantes no necesitan uniformes para sentir que pertenecen.

Los uniformes son caros de comprar y se desgastan rápido.

¿Cómo se gana una ronda de debate?

El debate es como un deporte intelectual en el que tienes que aprender las habilidades para ganar. Por ejemplo, para ganar una ronda de debate, debe tener una comprensión completa del tema sobre el que está debatiendo. También debe ser capaz de responder a las siguientes preguntas:

(1) ¿Quiénes son las personas sobre las que trata el debate y quién presenta el argumento?

(2) ¿De qué se trata el debate?

(3) ¿Dónde ocurrió el incidente discutido?

(4) ¿Cuándo ocurrió el incidente discutido?

(5) ¿Por qué ocurrió el incidente y por qué están debatiendo al respecto?

(6) ¿Cómo ocurrió el incidente?

Una vez que comprenda estas preguntas, podrá construir su argumento de manera lógica para ganar una ronda de debate.

¿Qué es un Debate?

¿Qué es un Debate?

Abrir chat
1
Escanea el código
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!