El establecimiento de metas es esencial para vivir una vida con propósito y significado. Casi todo en la vida gira en torno a metas: abarcan todos nuestros planes para el futuro, todas nuestras esperanzas, sueños y visiones de lo que queremos en la vida. Y, sin embargo, a menudo no logramos alcanzar nuestras metas.

Entonces, ¿qué se necesita para lograr una meta y verla convertirse en realidad? Aquí están las 16 acciones que puede comenzar a tomar hoy para asegurarse de lograr todos los objetivos en su lista de deseos.

Acciones para el establecimiento de metas

1. Considere sus objetivos generales.

Quizás la pregunta más importante que debe hacerse antes de asumir una nueva meta es: ¿Cómo quiere que sea su vida? ¿Encaja esta meta con esa visión? El establecimiento de objetivos debe ser parte del viaje de su vida, debe ser relevante y significativo para usted. Cosas a considerar: ¿Cómo quieres pasar tus horas de vigilia? ¿Qué te emociona en la vida? ¿En qué áreas le gustaría dedicar tiempo a aprender más? ¿Y con qué tipo de personas quieres pasar el rato?

2. Escríbalo todo en papel.

Escribir tus metas te obliga a cristalizar qué es exactamente lo que esperas lograr. Este simple acto tiene una forma de hacer que su objetivo se quede en su mente y hace que su cerebro trabaje en los detalles para lograrlo. Un estudio encontró que tiene un 42 por ciento más de probabilidades de lograr sus objetivos si los escribe.

3. Piense en lo que debe suceder.

Sabes lo que quieres lograr; ahora debe comenzar a elaborar estrategias sobre lo que debe suceder para alcanzar esa visión. Deberá realizar una lluvia de ideas para identificar los pasos y las tareas principales que debe realizar a lo largo del camino. ¿Hay ciertos pasos que debe priorizar? ¿Hay tareas urgentes que deban realizarse en un orden determinado? Empiece a determinar qué debe suceder y cuándo.

4. Elabora un plan de acción.

Un plan de acción es la hoja de ruta que puede seguir y que lo llevará a su objetivo. Esto ayudará a garantizar que no se pierda ningún paso importante.  Al hacer esto, su objetivo parecerá menos abrumador y más alcanzable. Sea específico sobre lo que quiere lograr en cada paso del camino.

5. Hágalo mensurable.

Junto con su plan de acción, debe establecer puntos de referencia para usted mismo para asegurarse de que cada paso que logre se desarrolle de manera constante hacia su visión más amplia. Deberá establecer hitos y hacer que cada mini-objetivo sea medible, para saber si se está desviando. Esto significa establecer plazos que sean razonables, pero que también le permitan seguir avanzando. ¿Cuál es su plazo de tiempo previsto para completar el objetivo general?

6. ¡Actúe!

No hay tiempo como el presente. Tienes que empezar en alguna parte, así que profundiza, encuentra tu coraje y hazlo. Tus metas nunca se cumplirán si no tomas medidas. Puede parecer aterrador dar ese primer salto. Tal vez todavía esté trabajando en los detalles o le preocupe no estar listo. Salte y comenzará a averiguarlo sobre la marcha.

7. Considere sus talentos y experiencia.

Piense en lo que se necesitará para lograr cada una de las tareas que conforman su objetivo más amplio. Esto incluye analizar detenidamente sus fortalezas y debilidades. ¿Tiene las habilidades y la experiencia necesarias para realizar todos los pasos? ¿Hay áreas que necesitará fortalecer o debería considerar buscar ayuda con algunas tareas?

8. Delega tareas menos importantes.

Si tiene una meta o un sueño grande y de gran alcance, probablemente necesite ayuda para lograrlo. Es importante formar un equipo complementario y rodearse de personas que lo apoyen para ayudarlo a alcanzar sus objetivos. ¿Tiene ayudantes o empleados a los que pueda entregar tareas? ¿Qué hay de contratar a un profesional independiente?

9. Desarrolle una mentalidad de éxito.

Una mentalidad positiva es una "mentalidad de éxito", lo que significa que tiene confianza en sí mismo, pero también es capaz de aprender de los errores. Es fácil cansarse y desanimarse. Una mentalidad positiva le ayuda a encontrar el lado positivo de las nubes de tormenta y le permite visualizar su objetivo para que pueda "verse" a sí mismo logrando sus sueños.

10. Hágase responsable.

Una excelente manera de responsabilizarse es compartir sus objetivos con los demás, por lo que si no está progresando de manera constante, tendrá que confesarlo.

11. Encuentra tu motivación interior.

Mantenga su motivación alta estableciendo metas que sean alcanzables y relevantes para usted y su vida. Asegurarse de que sus metas sean significativas, realistas y oportunas le ayudará a mantenerse animado y le dará un incentivo para seguir adelante.

12. Aproveche su abeja obrera interior.

Lograr cualquier objetivo requerirá que perfeccione buenos hábitos y cumpla con sus responsabilidades. El éxito no ocurre de la noche a la mañana, se trata de hacer que suceda, día tras día. Los hábitos de productividad, como aprender a priorizar tareas, trabajar de manera eficiente y mantenerse enfocado, harán que sea mucho más fácil alcanzar sus metas.

13. Busque comentarios.

La retroalimentación es fundamental para mejorar su desempeño y aumentar su capacidad para lograr sus objetivos. Tienes una perspectiva, pero los que te rodean pueden tener otra. Pida consejo a aquellos a quienes respeta y en quienes confía. Busque críticas constructivas y escuche lo que dicen los demás: lo bueno y lo malo.

14. Evalúe cómo está funcionando el plan.

A medida que comience a avanzar con sus metas, tómese el tiempo para hacer un seguimiento de cómo van las cosas: ¿está funcionando el plan? ¿Puede cumplir con los plazos y los hitos que se ha fijado? Reevalúe periódicamente sus objetivos, observe dónde se está quedando atrás y comience a hacer los ajustes necesarios.

15. Restablezca sus metas si es necesario.

Es posible que necesite un plan alternativo si las cosas no marchan como deberían. No se concentre tanto en sus metas que olvide cuál es su visión más amplia. ¿Es hora de hacer cambios radicales y alterar su curso? Si es así, es mejor hacerlo más temprano que tarde.

16. Tómate un momento para recompensarte.

Es importante celebrar sus éxitos en cada paso del camino. Recuerde, se trata tanto del viaje como del objetivo final. Si todo lo que hace es preocuparse por el futuro, seguramente se agotará antes de alcanzar el éxito. Date una palmadita en la espalda por todas esas pequeñas ganancias: se suman. Y cuando alcance un hito importante, tómese el tiempo para reconocerlo.

Obstáculos para el alcance de metas

Si los objetivos fueran fáciles de alcanzar, todos seríamos estrellas de rock, multimillonarios y científicos espaciales. Y esa caminata puede ser muy dura. Es por eso que el 92% de los estadounidenses no logran sus propósitos de Año Nuevo.

Saben qué hacer, las resoluciones populares son todas sencillas, pero algo les impide tener éxito. Probablemente hayas experimentado el mismo problema. Tenías un objetivo, sabías lo que había que hacer pero no pudiste lograrlo. No se preocupe; No estás solo. De hecho, algunos errores comunes impiden que la mayoría de la gente alcance sus metas. Hazlos y sabotearás tu progreso una y otra vez. Controlalos y logra todo lo que te propongas.

A continuación, le mostramos cómo comprender y afrontar las siete razones por las que no está alcanzando sus objetivos.

1. Esperas demasiado, demasiado pronto

Como generación acostumbrada a la gratificación instantánea, lo queremos todo y lo queremos ahora. Hay una razón por la que los especialistas en marketing prometen una barriga plana en seis semanas; una vida mejor en 15 minutos; dinero fácil en pocas horas. Sacan provecho de nuestra pereza. Pero la verdad es que todo lo que vale la pena tener requiere tiempo y esfuerzo. Ya sea que desee correr un maratón o ganar un millón de dólares, piense a largo plazo.

2. Ráfagas intensas de esfuerzo

Cada enero, los gimnasios se llenan de personas con resolución de Año Nuevo que quieren ponerse en forma "este año". Entrenan durante horas, utilizan todas las máquinas y trabajan a medias. Mantener el ritmo es crucial para lograr sus objetivos.

3. Eres un perfeccionista

A menudo esperamos el momento, el sentimiento o la oportunidad perfectos para actuar. Pero como la vida es intrínsecamente imperfecta, esperar a menudo se convierte en dilación. Puede que nunca llegue el momento adecuado, pero eso no es motivo para no hacer nada. Si hay un objetivo que alcanzar, no espere: el mejor momento para actuar es siempre ahora.

4. Te castigas a ti mismo

¿Qué sucede cuando hacemos "lo incorrecto"? Borracho-llama a un ex; comer 12 muffins tres días en una dieta; comprar un flamenco rosado con nuestro dinero de alquiler? Nos castigamos a nosotros mismos. ¿Por que hice eso?. Y una vez que empiezas a pensar de esta manera, es fácil tomar más malas decisiones.

En lugar de castigarte por las malas decisiones, recuerda que solo eres un humano. Todos cometemos errores; las personas exitosas simplemente no piensan demasiado en las suyas.

5. Te relajas demasiado temprano

Cuando comienzas a progresar, es tentador soltarse y relajarse. El problema es que pensar de esta manera te da una excusa para holgazanear. Una vez que tiene una sensación de logro, hay poca motivación para seguir adelante. Así que no te relajes. Comprométete siempre a seguir adelante hasta que logres el éxito y esfuérzate por mantenerlo cuando lo tengas.

6. Necesita la aprobación de otras personas

Los humanos somos seres sociales; queremos ser queridos y aceptados. Es por eso que ser admirado por tus logros es un gran sentimiento. Pero confiar en la aprobación de los demás para la motivación y la dirección es peligroso.

Otras personas pueden querer que hagas cosas que te hagan infeliz; pueden no estar de acuerdo con sus objetivos o métodos. Cuando eso sucede, es fácil dudar de sí mismo y considerar cambiar de rumbo.

¿Pero realmente quieres dejar que otras personas controlen tu vida?

No importa cuáles sean sus objetivos, la única aprobación que necesita es la suya. Disfrute de los cumplidos cuando los reciba, pero ponga sus propios deseos primero.

7. Resistencia

No importa lo motivado y disciplinado que esté, tendrá días libres. Cuando vienen, la tentación es estresarse. “¿Por qué me siento tan cansado hoy? Necesito sentirme con energía ahora mismo. Hombre, oh hombre, ¿qué hago? ¡Esto apesta! " La solución es la aceptación. No importa lo que suceda, simplemente haz lo mejor que puedas.

Alcanzar tus metas

Alcanzar tus metas

 

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.