Desde dispositivos conectados hasta muebles flexibles, el aula de hoy necesita actualizaciones para apoyar las oportunidades de aprendizaje del siglo XXI. La educación ha cambiado drásticamente en las últimas décadas, desde un énfasis en la memorización de hechos hasta un enfoque en el pensamiento de orden superior y habilidades preparadas para el futuro, como el pensamiento crítico y la resolución de problemas. En el camino, las universidades han corrido para incorporar tecnología. Primero a través de laboratorios de computadoras independientes y luego a través de iniciativas de dispositivos individuales y actualizaciones masivas de redes. Esto ha dado lugar al ambiente moderno de aprendizaje.

Sin embargo, en muchos casos, el salón de clases se ha mantenido obstinadamente estático. Muchas universidades se empeñan en la formación tradicional con estudiantes sentados en filas de escritorios y un  profesor impartiendo instrucción en una pizarra o pantalla de proyector en el frente de la sala.

En un entorno de aprendizaje moderno, los espacios flexibles en el aula integran orgánicamente la tecnología, Ayudan a los maestros a involucrar mejor a los estudiantes y facilitar la combinación de aprendizaje independiente. Se forman grupos pequeños y toda la clase se considera esencial para el éxito de los estudiantes.

Típicamente, un entorno de aprendizaje moderno incorpora tres elementos clave: dispositivos conectados; herramientas audiovisuales y muebles útiles. Estos elementos permiten a los estudiantes aprender de diferentes maneras en diferentes momentos.

Diseño Tradicional y Ambiente Moderno de Aprendizaje.

El diseño tradicional del aula que sirvió como modelo de facto durante más de un siglo. Los escritorios dispuestos en filas mirando hacia el frente de la sala, funcionó bien para cuando la instrucción en el aula era principalmente la instrucción de toda la clase impartida por el profesor. Pero la enseñanza y el aprendizaje han evolucionado dramáticamente en las últimas décadas. Los entornos de aprendizaje también deben cambiar si van a apoyar estas actividades de manera efectiva.

En lugar de depender de los maestros como la fuente principal de conocimiento en el aula, los estudiantes se hacen cargo de su propio aprendizaje. Los profesores están ayudando a guiar este proceso. Además, los estudiantes están investigando, encontrando y sintetizando información por sí mismos. Demuestran su aprendizaje trabajando con sus compañeros para crear nuevos productos e ideas.

A lo largo de todas estas actividades, los profesores están orquestando el aprendizaje de los estudiantes con una combinación de todo el grupo, grupos pequeños e instrucción individual. Los maestros y los estudiantes cambian con frecuencia entre estos diferentes modos, dependiendo de cuál parezca más apropiado para la tarea en cuestión. Este proceso debe ocurrir rápida y sin problemas para maximizar el tiempo de aprendizaje.

El ambiente de aprendizaje moderno demuestra que a medida que el aprendizaje se vuelve más activo, se centra más en el alumno. Según Ortiz (2004), los alumnos necesitan entornos de aprendizaje que sean tan dinámicos como la educación que están experimentando. Necesitan espacios de aprendizaje que sean altamente flexibles y adaptables a múltiples necesidades, espacios que los involucren y los inspiren.

Tres razones por las cuales los estudiantes necesitan entornos de aprendizaje modernos

Los estudiantes necesitan habilidades críticas del siglo XXI

Las habilidades que los estudiantes necesitarán cuando se gradúen no son las mismas que hace una generación. La naturaleza del trabajo ahora es radicalmente diferente. La automatización y la subcontratación están reemplazando los trabajos de menor calificación. Los estudiantes necesitarán habilidades más sofisticadas que las que no se pueden aprender con solo sentarse y recibir información. El desarrollo de estas habilidades requiere formas más activas de aprendizaje. En estas los estudiantes están investigando, discutiendo, analizando, colaborando y creando nuevos conocimientos por sí mismos. Se crea así el ambiente moderno de aprendizaje.

Los profesores necesitan usar estrategias de aprendizaje flexibles.

Los educadores tienen la tarea de satisfacer una amplia gama de necesidades de los estudiantes. No hay dos estudiantes iguales y cada quien aprende de manera diferente. Para satisfacer las diversas necesidades de todos los alumnos, los profesores están diseñando experiencias poderosas en el aula. Estas se alinean con el marco de Diseño Universal para el Aprendizaje. Se brinda a los estudiantes múltiples formas de participar en las lecciones, adquirir nuevos conocimientos y demostrar su aprendizaje.

Las expectativas de los estudiantes han cambiado.

A medida que las habilidades que los estudiantes necesitan para el éxito están cambiando, los maestros buscan satisfacer una amplia gama de necesidades de aprendizaje. La tecnología también está cambiando la forma en que los estudiantes aprenden en casa y, por lo tanto, cómo esperan aprender cuando están en la escuela.

Internet ha abierto todo un mundo de información a los estudiantes. Los estudiantes de hoy están acostumbrados a usar la web para el aprendizaje autodirigido. Las potentes tecnologías ahora les permiten desarrollar, editar, publicar y compartir sus propios trabajos. Los estudiantes pasan su tiempo libre buscando información por sí mismos. Además se conectan con amigos en línea para trabajar juntos en proyectos y ejercitando su creatividad.

¿Cómo son los ambiente de aprendizaje modernos?

Un ambiente de aprendizaje moderno puede adoptar muchas formas, tamaños, estilos y temas diferentes. Sin embargo,según Hernández, González y Muños (2014), hay tres cosas principales que todos los entornos de aprendizaje modernos tendrán en común cuando se incorporen con éxito.

Profesores efectivos: Los maestros deben poder crear conexiones significativas con sus alumnos. Deben tener además las herramientas que necesitan para tener un impacto.

Estudiantes comprometidos: Los estudiantes merecen entornos de aprendizaje creados para satisfacer las necesidades de sus estilos de aprendizaje individuales. Los estudiantes deben sentirse comprometidos y apoyados cuando están en la universidad.

Aprendizaje colaborativo: El mejor aprendizaje ocurre cuando los estudiantes y los profesores pueden construir conexiones fuertes. Y los muebles en sus salones de clase deberían ayudarlos a hacer esas conexiones, no a retenerlas.

¿Por qué son estos ambiente de aprendizaje del siglo XXI más efectivos?

Los ambiente de aprendizaje de hoy se ven muy diferentes de lo que hicieron incluso hace solo 10 años. Las filas comunes de escritorios se retiran y los maestros se mueven constantemente y fomentan el compromiso en lugar de estar inactivos y dando conferencias. Esto se debe a que muchos estudios han encontrado que el rendimiento de los estudiantes aumenta cuando adoptamos la flexibilidad. De igual manera, mediante el uso de la tecnología y las técnicas modernas para mejorar la experiencia en el aula.

Con un entorno de aprendizaje moderno del siglo XXI, obtendremos un espacio que alienta directamente a los estudiantes a trabajar en forma colaborativa. Como resultado, estos jóvenes se adelantarán a su tiempo para dominar las habilidades que serán necesarias para estos trabajos desconocidos del futuro.

Beneficios del Ambiente Moderno de Aprendizaje

Ampliar la comprensión de los entornos de aprendizaje ideales para los estudiantes modernos ayudará a:

  • Involucrar a los alumnos reestructurando sus cursos
  • Aumentar la motivación de los estudiantes al diversificar las prácticas de enseñanza.
  • Mejorar el aprendizaje y la satisfacción de los estudiantes al abordar sus expectativas.
  • Promover el éxito de los estudiantes con estrategias probadas.

Los esfuerzos de rediseño ayudarán a involucrar y motivar a los estudiantes como nunca antes y toda la comunidad del campus cosechará los beneficios. A medida que mejoren los resultados de los estudiantes, la moral del profesorado y el éxito institucional general también mejorarán.

Los muebles flexibles brindan beneficios de alto impacto

Las aulas con las que la mayoría de nosotros crecimos son cosa del pasado. Las hojas de trabajo y la instrucción única para todos han dado paso al aprendizaje basado en proyectos, asientos flexibles e instrucción individualizada. Pero, aunque los métodos de instrucción han cambiado, muchas veces los espacios físicos que apoyan a los alumnos no lo han hecho.

Los educadores se enfrentan a tratar de reorganizar las aulas que tienen muebles voluminosos, pesados ​​e inmóviles que tienen, en promedio, 48 años. Un creciente cuerpo de investigación indica que reinventar los espacios de aprendizaje de nuestros estudiantes e incorporar muebles modernos y flexibles puede tener beneficios de gran alcance. Estos abarcan desde una mejor salud hasta un mejor rendimiento académico.

Aunque los muebles del aula pueden parecer una solución decididamente de baja tecnología, puede ser una herramienta de alto impacto que literalmente coloca a los estudiantes en la postura correcta de aprendizaje. Según Rodríguez y López (2012), un entorno de aprendizaje moderno requiere una configuración física flexible y ágil que acomodará tanto el trabajo independiente como grupal, y uno en el que los estudiantes puedan aprender de manera que se sientan cómodos y les ayude a concentrarse.

Quizás el ejemplo más simple de esto es el escritorio de pie, que brinda a los estudiantes un descanso de estar sentados todo el día, aumenta el estado de alerta e incluso ayuda a quemar calorías. Otros tipos de muebles convertibles se transforman rápidamente de estaciones de trabajo individuales en espacios de reunión grupal. Muchas opciones de muebles ahora vienen equipadas con puertos de carga USB o de tres terminales, lo que ayuda a los estudiantes a mantener sus dispositivos encendidos durante todo el día.

Un aula del siglo XXI debería fomentar tanto el trabajo solitario como el comunitario. Los muebles y herramientas dentro de la sala deben ser móviles para fomentar transiciones fáciles entre diferentes estilos de enseñanza y aprendizaje. Con sillas y escritorios móviles en el aula, los estudiantes pueden colaborar y formar grupos y luego cambiar rápidamente al trabajo independiente cuando sea necesario.

¿Qué dicen las Investigaciones recientes sobre el Entorno Moderno de Aprendizaje?

A continuación se presentan cuatro conclusiones clave de la investigación reciente sobre el entorno de aprendizaje:

Los educadores enseñan de manera diferente cuando cambia el entorno del aula

Según una investigación realizada por el Centro para la Innovación Educativa de la Universidad de Minnesota, el diseño del aula puede afectar la forma en que los instructores enseñan, incluso cuando intentan deliberadamente no permitirlo.

En el estudio, se le pidió al maestro que proporcionara instrucción utilizando exactamente los mismos métodos tanto en un aula tradicional como en un entorno de aprendizaje activo (un aula móvil, flexible y rica en tecnología). Sus intentos de proporcionar la misma instrucción fracasaron, ya que dio más conferencias en el aula tradicional y promovió más la discusión en el entorno de aprendizaje activo. Estos resultados indican que la disposición de los muebles del aula por sí sola puede promover la enseñanza centrada en el alumno.

Impacto en los resultados del aprendizaje

La investigación del Centro para la Innovación Educativa también analizó los resultados esperados para los estudiantes en las aulas tradicionales versus las aulas de aprendizaje activo. En un estudio, los participantes con puntajes más bajos fueron ubicados en un entorno de aprendizaje activo, y los investigadores predijeron que sus calificaciones también serían más bajas. Sorprendentemente, se desempeñaron tan bien como sus pares con alto puntaje que se les enseñó en un entorno tradicional.

Otro estudio comparó a los participantes a los que se les enseñó en un gran salón de clases de teatro tres días a la semana con los que se reunieron una vez por semana. Se proporcionó un entorno de aprendizaje más pequeño y activo para trabajar en la resolución de problemas y ver conferencias grabadas. El último grupo de estudiantes se desempeñó tan bien o mejor que sus compañeros que se reunieron tres veces más en el entorno tradicional, lo que indica el alcance el impacto que tiene trabajar en entornos de aprendizaje activo en los resultados del aprendizaje.

Y, como lo señalaron los educadores en el informe "El impacto de los espacios de aprendizaje en el éxito estudiantil", uno de los mayores resultados que vieron de sus renovaciones de espacio de aprendizaje fue el efecto positivo que tuvo en la cultura escolar y la participación de los estudiantes. Este hallazgo subraya la importancia de crear espacios de aprendizaje de alto impacto, ya que la participación de los estudiantes es el mayor indicador del éxito académico. Y ese es el mayor logro del ambiente moderno de aprendizaje.

Los entornos de aprendizaje activo promueven estudiantes más saludables y fomentan lo académico

Los diseños de sala flexibles que ofrecen una variedad de opciones de asientos, incluidos los taburetes que permiten a los estudiantes moverse y balancearse y las mesas colocadas a una altura de pie, alientan a los estudiantes a levantarse y moverse durante todo el día. De la misma manera, ayudan a encontrar arreglos de asientos que les ayuden a hacer su mejor trabajo. Este tipo de diseño no solo promueve hábitos saludables, la inquietud y el movimiento que fomentan los asientos activos realmente ayudan a los estudiantes a enfocarse mejor, especialmente a los estudiantes con Déficit de Atención.

Conclusiones

Los alumnos del Siglo XXI están acostumbrados a acceder instantáneamente a todo, desde películas hasta reseñas de productos. La mayoría son millennials, nacidos entre 1981 y 1999. Sus experiencias de vida les han dado a ellos y a sus compañeros expectativas distintas con respecto a su experiencia académica.

Cuanto más los profesores puedan alinear los entornos de aprendizaje en sus aulas con las preferencias de los estudiantes, más exitosos serán para motivar e involucrar a los estudiantes y promover el aprendizaje de los estudiantes. Se basa en la literatura académica y la investigación actual para proporcionar una visión general de la cultura estudiantil actual y promover el éxito estudiantil. Y establecer así el ambiente moderno de aprendizaje.

El simple acto de rediseñar su entorno de aprendizaje no garantizará su eficacia. Las voces de los educadores, el mobiliario flexible y las aulas que permiten actividades tienen un papel importante. Cada escuela y cada aula son únicos, pero con la pedagogía moderna combinada con mobiliario elegido intencionalmente, pueden diseñarse para apoyar a los estudiantes ahora y en el futuro.

En Online-Tesis.com, podrás estar al tanto de todas las novedades en materia educativa. Síguenos para que puedas estar al tanto.

Referencias Bibliográficas

Hernández, N., González, M y Muñoz, P. (2014). La planificación del aprendizaje colaborativo en entornos virtuales. Revista científica de comunicación y educación, 42 (21), 25-33. Madrid, España: A Coruña.

Ortiz E. (2004). Estrategias educativas y didácticas en la Educación Superior. Pedagogía Universitaria. 2004;IX(5):2.

Rodríguez, M. y López A. (2012). Entorno virtual de aprendizaje compartido en educación superior. Revista de Docencia Universitaria Vol.11 (1) enero-abril 2013, 411-428 ISSN: 1887-4592.

Ambiente Moderno de Enseñanza Aprendizaje

Ambiente Moderno de Aprendizaje

 

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.