Compartir este Post

Cuando se escribe una tesis es importante tener en cuenta a los que finalmente la leerán.  En un futuro inmediato pueden ser los examinadores, pero más adelante, cuando la tesis esté encuadernada y en una biblioteca, muchos futuros estudiantes pueden leerla.  Escribir una buena tesis es un trabajo largo y complejo y es útil si se puede escribir y estructurar de tal manera que los lectores sean capaces de navegar a través de ella con razonable facilidad.

Debe estar redactada con un estilo claro que, a la vez que haga justicia a los requisitos académicos del tema, no utilice una jerga innecesaria.  Suele ser útil subdividir la tesis en capítulos y secciones para que el lector pueda seguir fácilmente el desarrollo del argumento.  Debe haber un hilo argumental fácil de seguir a lo largo de la tesis, de modo que los lectores nunca lleguen a un punto en el que no estén seguros de cómo una sección ha conducido a otra.

¿Qué hace que una tesis sea sólida?

Una tesis sólida es clara y coherente

La tesis debe ser clara y coherente, aunque sea algo obvio como "la sostenibilidad es importante". Un enunciado de tesis como ese tiene un alcance lo suficientemente amplio como para incorporar varios puntos de apoyo y pruebas concurrentes, lo que permite al escritor demostrar su dominio de un formato básico.  Sin embargo, los profesores de la universidad esperan que produzcas algo más desarrollado.

Una tesis sólida es discutible

En la vida cotidiana, "discutible" se utiliza a menudo como sinónimo de "dudoso". En el caso de una tesis, sin embargo, "discutible" significa que vale la pena discutirla: es algo con lo que una persona razonable podría estar en desacuerdo. Este criterio de argumentabilidad encaja con el de claridad y coherencia: muestra que el autor ha explorado profundamente un problema y ha llegado a un argumento que legítimamente necesita 3, 5, 10 o 20 páginas para explicarse y justificarse.

De este modo, una buena tesis establece un programa ambicioso. Una tesis como "la sostenibilidad es importante" no es en absoluto difícil de argumentar y el lector tendría poca motivación intrínseca para leer el resto del trabajo. Sin embargo, una tesis argumentable como "las políticas de sostenibilidad fracasarán inevitablemente si no incorporan la justicia social" suscita un sano escepticismo. Así, la tesis argumentable hace que el lector quiera seguir leyendo.

Una tesis sólida está bien especificada

Algunos estudiantes que escriben temen ser demasiado obvios si especifican su tesis al principio de la investigación; piensan que una tesis intencionadamente vaga puede resultar más intrigante para el lector. Sin embargo, considere los trailers de las películas: siempre incluyen los momentos más emocionantes y conmovedores de la película para atraer al público. También, una tesis bien especificada indica que el autor ha reflexionado rigurosamente sobre un tema y ha investigado a fondo, lo que hace que el lector quiera seguir leyendo. No te limites a decir que una determinada política es eficaz o justa; di por qué lo es. Si quieres argumentar que una determinada afirmación es dudosa o incompleta, di por qué en tu tesis.

Una tesis sólida debe poder apoyarse

El punto de vista de la tesis debe poder apoyarse con ejemplos, detalles, hechos, observaciones y otros tipos de pruebas.

Una tesis sólida incluye implicaciones

Suponga que su tarea consiste en escribir una tesis sobre algún aspecto de la historia de la producción y el comercio del lino, un tema que puede parecer poco interesante. Y suponga que ha construido un argumento bien fundamentado y creativo según el cual el lino se comercializaba tan ampliamente en el Mediterráneo antiguo que en realidad servía como una especie de moneda. Esa es una tesis fuerte, perspicaz, argumentable y bien especificada. Pero, ¿cuál de estas tesis le parece más atractiva?

Versión A:

El lino servía de moneda en el antiguo mundo mediterráneo, conectando imperios rivales a través de circuitos comerciales.

Versión B:

El lino sirvió como moneda de cambio en el antiguo mundo mediterráneo, conectando imperios rivales a través de circuitos comerciales. El papel económico del lino plantea importantes cuestiones sobre cómo las cambiantes condiciones ambientales pueden influir en las relaciones económicas y, por extensión, en los conflictos políticos.

Las oraciones de tesis sólidas tienen ángulos discutibles, bien especificados y sustentables

No todos los temas y ángulos se prestan a las implicaciones. Sin embargo, si ha elegido un tema y ha creado un ángulo que le permita situar sus afirmaciones en un contexto más amplio, ese contexto adicional y sus implicaciones pueden crear un interés adicional.

¿Cómo se elabora una tesis buena y sólida? ¿Y cómo se sabe cuándo se ha llegado a ella?

Muchos escritores encuentran útil una metáfora basada en este pasaje de Oliver Wendell Holmes, Sr.:

Hay intelectos de un piso, intelectos de dos pisos e intelectos de tres pisos con tragaluces. Todos los coleccionistas de hechos que no tienen ningún objetivo más allá de los hechos son hombres de un solo piso. Los hombres de dos pisos comparan, razonan, generalizan utilizando el trabajo de los recolectores de hechos como propio. Los hombres de tres pisos idealizan, imaginan, predicen: su mejor iluminación viene de arriba del tragaluz.

Mirando desde abajo la esquina de un templo japonés, de modo que tres niveles de aleros rojos, rematados por canalones negros, se disponen en un fuerte punto vertical. Las tesis de un piso exponen hechos indiscutibles. Las tesis de dos pisos aportan un punto discutible (interpretativo o analítico). Por último, las tesis de tres pisos anidan ese punto dentro de sus implicaciones más amplias y convincentes.

La mayor ventaja de la metáfora de los tres pisos es que describe un proceso para construir una tesis. Para construir el primer piso, primero hay que familiarizarse con los hechos complejos y relevantes que rodean el problema o la pregunta. Hay que ser capaz de describir la situación de forma exhaustiva y precisa. A continuación, una vez construida el primer piso, se puede añadir la segunda formulando el punto perspicaz y discutible que anima el análisis. Esta suele ser la parte más difícil: la lluvia de ideas, la elaboración y comparación de ideas alternativas y la finalización del punto de vista. Una vez especificado esto, se puede enmarcar el tercer piso articulando por qué el punto que se plantea es importante más allá de su tema o caso particular.

Características de un enunciado de tesis sólido

Supongamos que está escribiendo una tesis sobre el impacto del aprendizaje en línea en la educación superior. En primer lugar, construirías un relato sobre los orígenes y las múltiples formas de aprendizaje en línea y evaluarías los resultados de las investigaciones sobre su uso y eficacia. Si lo has hecho bien, es probable que tengas una opinión bien meditada que no sería obvia para los lectores que no hayan estudiado el tema en profundidad.

Quizá quieras argumentar que el aprendizaje en línea es una amenaza para la comunidad académica. O tal vez quieras argumentar que el aprendizaje en línea abre vías para obtener títulos universitarios que el aprendizaje tradicional en el campus no ofrece. En el transcurso del desarrollo de su argumento central, llegará a reconocer su contexto más amplio; en este ejemplo, puede afirmar que el aprendizaje en línea puede servir para integrar mejor la educación superior con el resto de la sociedad, ya que los estudiantes en línea unen sus experiencias educativas y profesionales.

Un enunciado de tesis que se detiene en el primer relato no suele considerarse una tesis. Una tesis de dos pisos suele considerarse competente, aunque algunas tesis de dos pisos son más intrigantes y ambiciosas que otras. Una tesis de tres pisos bien elaborada e informada, que sitúe el ángulo en un contexto más amplio, pone al autor en el camino correcto hacia una tesis interesante y perspicaz. Como escritor principiante, sepa que tiene que "construir" al menos dos pisos en su tesis; la tercera es algo que debe intentar y esforzarse por conseguir. Al respecto, un enunciado de tesis sólido contiene las siguientes cualidades:

Especificidad

Un enunciado de tesis debe concentrarse en un área específica de un tema general. Como recordarás, la creación de un enunciado de tesis comienza cuando eliges un tema amplio y luego reduces sus partes hasta señalar un aspecto específico de ese tema. Por ejemplo, la sanidad es un tema amplio, pero un enunciado de tesis adecuado se centraría en un área específica de ese tema, como las opciones para las personas sin cobertura sanitaria.

Precisión

Un enunciado de tesis sólido debe ser lo suficientemente preciso como para permitir un argumento coherente y mantenerse centrado en el tema. Si el tema específico son las opciones para las personas sin cobertura sanitaria, el enunciado preciso de la tesis debe hacer una afirmación exacta al respecto, como que existen opciones limitadas para quienes no están asegurados por sus empleadores. Además, debe precisar lo que va a debatir sobre estos efectos limitados, como a quiénes afectan y cuál es la causa.

Capacidad de argumentación

Una declaración de tesis debe presentar un argumento relevante y específico. Un enunciado de hechos a menudo no se considera argumentable. Asegúrate de que tu declaración de tesis contiene un punto de vista que puede ser apoyado con pruebas.

Capacidad de demostración

Para cualquier afirmación que hagas en tu tesis, debes ser capaz de proporcionar razones y ejemplos para tu opinión. Para ello, puedes basarte en observaciones personales o consultar fuentes externas para demostrar que lo que afirmas es válido. Un argumento digno está respaldado por ejemplos y detalles.

Contundencia

Un enunciado de tesis contundente muestra a los lectores que, de hecho, estás presentando un argumento. El tono es asertivo y adopta una postura a la que otros podrían oponerse.

Confianza

Además de utilizar la fuerza en el enunciado de la tesis, también debes utilizar la confianza en tu afirmación. Frases como "siento" o "creo" en realidad debilitan la sensación de confianza de los lectores, ya que estas frases implican que eres la única persona que siente lo mismo que tú. En otras palabras, tu postura no está suficientemente respaldada. Adoptar una postura autorizada sobre el asunto persuade a tus lectores para que tengan fe en tu argumento y abran sus mentes a lo que tienes que decir.

Objetivos Claros

La tesis debe tener unos objetivos claros que se enumeran casi al principio y que proporcionan una justificación y un marco para el resto del trabajo.  A continuación, la tesis se propone explicar la forma en que la investigación cumple esos objetivos.  Si algunos objetivos sólo se cumplen parcialmente, también se explica.  Por último, en la conclusión se revisan los objetivos y se analiza el modo en que se han abordado.  En cierto modo, los objetivos actúan como un vínculo integrador a lo largo de una buena tesis, estableciendo las intenciones de la investigación al principio y proporcionando un enfoque para los resultados y la conclusión al final.

Los objetivos también son muy importantes para influir en la elección de la perspectiva teórica y la metodología.  El diseño general de la investigación debe ser adecuado a los objetivos.  Por ejemplo, si los objetivos del estudio son examinar las tendencias generales en varios centros de enseñanza secundaria, el diseño de la investigación debe utilizar técnicas de encuesta, posiblemente mediante cuestionarios.  Por otro lado, si la investigación pretende explorar el contexto social de un grupo de profesores en un único centro, entonces puede ser más apropiado un estudio de caso, una perspectiva etnográfica o interaccionista.

Recogida de Datos

Los procedimientos de recogida de datos pueden ser entrevistas no estructuradas o semiestructuradas. A la hora de redactar la tesis, es importante dejar claras estas conexiones y demostrar el modo en que el diseño de la investigación ha evolucionado a partir de la necesidad de abordar los objetivos.

Revisión de la Literatura

Dentro de la tesis debe haber una revisión adecuada de la literatura relevante.  La bibliografía seleccionada debe ser lo suficientemente actual como para demostrar que la tesis se basa en investigaciones recientes.  Aunque sin duda habrá extractos de diferentes estudios y artículos, éstos no deben ser tan numerosos como para oscurecer la prosa que se escribe. Por lo tanto, hay que lograr un equilibrio entre el número y la longitud de las citas y el texto principal de la tesis.  Las citas y extractos deben complementar los argumentos de la tesis.

Aunque estas cuestiones generales de la redacción son importantes, también hay que prestar mucha atención a los detalles.  Los pequeños errores pueden ser muy notables. Corrige la tesis con cuidado, para reducir al mínimo los errores tipográficos, de puntuación y gramaticales.  Comprueba las referencias cuidadosamente para que los detalles de las obras citadas coincidan en las diferentes partes de la tesis.  La coherencia es muy importante en una tesis.  En una buena tesis, habrá coherencia en la forma en que está escrita y estructurada.  Esto se aplica, por ejemplo, a la ortografía de los términos técnicos, al uso de acrónimos y a la forma de exponer y numerar las subsecciones.

El Resumen

Comience la tesis con un resumen claro y bien redactado.  Muchos lectores de una biblioteca leerán el resumen antes de decidir si van a leer toda la tesis.  El resumen debe proporcionar una visión general sucinta de todo el proyecto de investigación descrito en la tesis.  Debe resumir el contexto de la investigación, los objetivos y el diseño de la investigación, los resultados y la conclusión. Por último, es importante no olvidar el título.  Al igual que el resumen, resume la naturaleza de la tesis.  Escribir un buen título es casi un arte en sí mismo. El título no debe ser excesivamente largo, pero debe describir con precisión la naturaleza de la tesis, e idealmente incluir algunas de las palabras clave asociadas con el tema de la investigación.  Aunque volveremos a tratar muchas de estas cuestiones más adelante, en esta fase resulta útil tener una idea de algunas de las características generales de una tesis bien escrita.

Estructura Recomendada de una tesis bien escrita

Una tesis bien escrita debe tener:

Un título y un resumen claros que reflejen de forma precisa y sucinta la naturaleza del estudio de investigación.

Una estructura y un formato que ayuden al lector a asimilar el tema.

Una coherencia intelectual que comience con unos objetivos precisos, de los que se derive el diseño de la investigación y una conclusión clara.

Precisión en la gramática y la puntuación.

Coherencia en la presentación de las referencias y en el uso de los términos.

Nuestros especialistas esperan por ti para que los contactes a través del formulario de cotización o del chat directo. También contamos con canales de comunicación confidenciales como WhatsApp y Messenger. Y si quieres estar al tanto de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en FacebookInstagram o Twitter.

Si este artículo fue de tu agrado, no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Fuentes Consultadas

Barnes, R. (1995) Successful Study for Degrees. London: Routledge.

Northedge, A. (1990) The Good Study Guide.  Milton Keyes: The Open University.

También te puede interesar: Características de un buen investigador

Características de una buena tesis

Características de una buena tesis. Foto: Unsplash. Créditos: Jason Goodman

Compartir este Post
Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!