La Ciber-Etnografía es un método relativamente nuevo de recopilación de datos que implica aplicar las técnicas de antropología y etnografía clásicas al mundo en línea.

Se ha desarrollado durante los últimos diez años desde que Internet se ha convertido tanto como un medio para recopilar datos como un objeto de estudio por derecho propio.

Debido a la novedad del campo, no existe un enfoque canónico para la ciber-etnografía que prescriba cómo ésta deba adaptarse a la configuración en línea. Los investigadores individuales deben especificar sus propias adaptaciones. La netnografía es otra forma de etnografía en línea o ciber-etnografía con conjuntos más específicos de pautas y reglas. Igualmente posee una base multidisciplinaria común de literatura y académicos. Hablaremos un poco sobre la aplicación general de métodos etnográficos al trabajo de campo en línea, tal como lo practican los antropólogos, sociólogos y otros académicos.

¿Qué es la Ciber-Etnografía?

La Ciber-etnografía, conocida más comúnmente como etnografía en línea, es un método de investigación en línea. Adapta los métodos etnográficos al estudio de las comunidades y culturas creadas a través de la interacción social mediada por computadora. Es,  con mucho, el método de uso más amplio.

Así los etnógrafos cibernéticos realizan estudios cualitativos de las comunidades en línea y del tipo de interacción que tiene lugar en el ciberespacio. Esto podría implicar la observación de participantes en salas de chat, dominios multiusuario, listas de distribución de correo electrónico, foros y tableros de anuncios, así como entrevistas en línea, conferencias y otros tipos de comunicación por computadora.

La Etnografía Tradicional y la Ciber-Etnografía

El estudio de la etnografía tradicional observa las interacciones entre los individuos que se ubican conjuntamente. Las etnografías de las culturas y comunidades en línea extienden el estudio etnográfico a entornos donde las interacciones son tecnológicamente mediadas, no cara a cara.

Mientras que los métodos tradicionales de etnografía (es decir, observaciones en persona y entrevistas informales) siguen siendo útiles, los investigadores necesitan reconceptualizar el espacio, así como lo que cuenta como interacciones valiosas, y cómo las herramientas existentes (y nuevas) se pueden usar para recopilar datos.

Por lo tanto, la ciber-etnografía aborda las limitaciones en la noción tradicional de un sitio de campo como un espacio localizado: queda claro al invetigador y al teórico que el concepto tradicional de etnografía cambia para el entorno online; entiende que las comunidades en línea pueden crear una cultura compartida a través de interacciones mediadas digitalmente.

Aunque se ha cuestionado que el trabajo de campo etnográfico puede aplicarse de manera significativa a las interacciones online, cada vez se acepta más.

Antecedentes de la Ciber-Etnografía

Al igual que otros investigadores tempranos de Internet, los primeros ciber-etnógrafos como Sandy Stone y Sherry Turkle observaron que los participantes en las comunidades de juego de roles en línea realizan actuaciones sociales que pueden diferir dramáticamente de sus personajes fuera de línea. Esto llevó a la conclusión de que las identidades en línea se pueden segmentar de las fuera de línea.

La ciber-etnografía fue vista como un nuevo tipo de metodología que podría descubrir cómo Internet cambiaría radicalmente la sociedad. Sin embargo, a medida que Internet llegó a la corriente principal y los ciber-etnógrafos buscaron legitimidad, la ciber-etnografía se reformuló como una adaptación de los métodos tradicionales a un nuevo contexto.

Comprender el grado en que las actuaciones divergentes en entornos en línea y fuera de línea reflejan una segmentación de identidad o una identidad continua sigue siendo una consideración importante para los ciberetnográfos. Es pues, un campo en permanente conceptualización de su rol, por su propia novedad.

Enfoque de la Ciber-Etnografía

La ciber-etnografía permite que surja una metodología reflexiva, lo que permite a los participantes de las comunidades virtuales definir su propia realidad y sus perímetros.

Se propone que hay dos elementos en la comunidad virtual. Primero, se enfatiza que está surgiendo rápidamente un espacio híbrido que no es absolutamente físico ni virtual. A través de su convergencia con lo físico, la existencia de la comunidad virtual es evidente, aunque no incondicionalmente virtual.

En segundo lugar, se representa a los participantes como teniendo una relación transitoria e incondicional con la comunidad virtual. Es decir; solo participarán por períodos cortos cuando requieran el uso de los recursos que la comunidad virtual tiene para ofrecer.

Evolución de la Ciber-Etnografía

A medida que las personas realizan más actividades en línea y dejan pistas digitales (fotos, blogs, correos electrónicos, etc.), los investigadores han comenzado a estudiar el comportamiento humano en el ciberespacio. Los ciber-etnógrafos participan y observan blogs, sitios web y salas de chat. Analizan cómo las personas forman redes sociales o grupos en línea y establecen una identidad cultural.

Los etnógrafos llevan mucho tiempo preocupados por cómo los individuos y los grupos vive la vida en espacios sociales. A medida que Internet se enmarca cada vez más experiencias, los investigadores deben considerar cómo integrar los datos de espacios en línea en la investigación etnográfica "tradicional".

La tecnología es ahora un aspecto común del aprendizaje y la vida cotidiana. Una investigación del Reino Unido reveló que el 68% de los jóvenes de 15 años informan que usan computadoras con frecuencia para el trabajo escolar. Un mayor número usa rutinariamente las TIC para el entretenimiento y la comunicación. Las estimaciones realizadas por Nielsen / NetRatings indican que hay 455 millones de habitantes del 'universo digital' que pasan aproximadamente 26,5 horas al mes de su tiempo en casa conectados a Internet.

Particularidades de las Comunidades en Línea

En primer lugar, el entorno en el que está inmerso el investigador no está predeterminado y estable. Las comunidades en línea se redefinen constantemente a medida que los miembros entran y salen, por lo que tienden a tener una membresía fluctuante. Esto significa que el investigador puede tener solo una relación transitoria con sus participantes y debe reflexionar sobre la forma en que su propia presencia a lo largo del estudio podría cambiar la dinámica del grupo.

En segundo lugar, el carácter más anónimo de la interacción en el ciberespacio y su naturaleza efímera a lo largo del tiempo puede significar que los participantes se "desinhiban", revelando más información personal de lo que lo harían en entrevistas cara a cara. También abre la posibilidad del engaño de identidad, tanto por parte de los participantes.

Ambos problemas tienen serias implicaciones éticas, y hay un debate en curso sobre la privacidad percibida de algunos encuentros en línea versus su accesibilidad pública. Sin embargo, la etnografía cibernética ha creado una forma original y efectiva de conocer la interacción en línea y, por lo tanto, ha aumentado nuestra comprensión de un fenómeno relativamente nuevo de la vida social.

Métodos de la Ciber-Etnografía

Los métodos pueden variar desde blogs y diarios de video hasta comunidades móviles. De hecho, el móvil está demostrando ser la fuerza clave que impulsa la adopción de la etnografía digital. El hecho de que sea un dispositivo que la mayoría de los participantes están acostumbrados a usar en su vida diaria hace que sea una herramienta mucho más natural para capturar todo, desde imágenes hasta videos. Por ejemplo, un participante puede completar mini encuestas mientras compra utilizando una aplicación o software similar cargado en su teléfono.

También pueden participar en la investigación mientras realizan sus actividades cotidianas y nadie más a su alrededor debe ser consciente de ello. Al realizar las mini encuestas, esto le permite obtener información más rica en comparación con las metodologías tradicionales de encuestas móviles

Ventajas de la Ciber-Etnografía

El verdadero poder de la etnografía digital proviene de la independencia que ofrece, para todas las partes involucradas. El uso de un dispositivo para dispositivos familiares, como un dispositivo móvil para capturar el comportamiento, también elimina la necesidad de un asesor externo, lo que a su vez ayuda a entregar respuestas de comportamiento más verdaderas.

Para el investigador las ventajas son enormes. Para empezar, la falta de viajes que ahora se requiere permite un grupo mucho más amplio de posibles candidatos y aún permite capturar la imagen y la voz reales del consumidor. Dado que todos los datos se graban digitalmente, ya no es necesario ingresar datos ni escribir notas. Esto no solo reduce las escalas de tiempo, sino también el riesgo de una mala interpretación de los datos.

 Críticas a la Ciber-Etnografía

Casi desde su inicio, algunos investigadores han realizado estudios puramente observacionales de las culturas y comunidades en línea, en lugar de como observadores participantes. Este enfoque ha sido criticado por académicos que sostienen que los investigadores deberían participar plenamente como miembros de la comunidad en línea. Dichos  académicos valoran los estándares etnográficos tradicionales de observación participante, compromiso prolongado e inmersión profunda.

La ciber-etnografía, como la etnografía tradicional, a menudo tiene como objetivo producir una descripción amplia que pueda ayudar a un extraño a comprender el significado del comportamiento en una cultura o comunidad. Este énfasis en la participación y la inmersión hace que estos enfoques sean bastante distintos de los métodos cualitativos de investigación en Internet, como entrevistas en línea y análisis de contenido en línea.

Los métodos etnográficos también son bastante diferentes de los métodos cuantitativos de investigación de Internet, como la minería de uso web o el análisis de redes sociales. Sin embargo, algunos investigadores complementan los métodos de investigación junto con la ciber-etnografía para triangular sus hallazgos.

Conclusiones

La etnografía siempre ha sido una herramienta valiosa en la investigación de mercado cualitativa. Ser capaz de observar a las personas en sus entornos naturales ofrece una imagen mucho más verdadera que simplemente pedirles que completen un cuestionario donde lo que dicen y cómo se comportan en la vida real puede ser muy diferente.

El paso a la etnografía digital ha avanzado aún más en la práctica de la etnografía, brindando nuevas herramientas y habilidades para capturar y evaluar realmente el comportamiento y las reacciones a medida que ocurren, entregando datos reales a la vida más rápido y más fácil que nunca.

En Online-Tesis.com, estamos para cumplir tu sueño. Consúltanos cualquier duda.

Referencias Bibliográficas

Ardévol, E. y Vayreda, A. (2002). La mediación tecnológica en la práctica etnográfica. Universitat Oberta de Cataluña, Barcelona.

Castells, M. (2001). The Internet Galaxy: reflections on the Internet, Business, and Society. University Press, Oxford

Ferrada, M. (2006). Etnografía un enfoque para la investigación de weblogs en Biblioteconomía y Documentación. Universidad Tecnológica Metropolitana, Chile.

Etnografía Cibernética

Ciber-Etnografía

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.