Compartir este Post

Escribir un trabajo de tesis en poco tiempo es posible. Trabajar en los borradores y emplear herramientas útiles como las que describimos en este artículo aumentará tus posibilidades de terminar la tarea a tiempo. No procrastines, concéntrate en el resultado y verás que hasta la tesis más complicada se puede completar. Sin embargo, hay otros aspectos que debes tener en cuenta:

Saber qué preguntas te planteas

Siempre hay que saber cuál es la hipótesis o las preguntas que plantea la tesis. Esto puede parecer obvio, pero muchos estudiantes de pregrado y posgrado no definen su hipótesis general antes de comenzar su tesis.

Debes ser capaz de resumir tu tesis en una sola frase, como por ejemplo "El propósito de esta tesis es ....". Si no sabes cuál es la pregunta o la hipótesis de tu tesis, reúnete con tu tutor.

Sin embargo, algunos estudiantes de doctorado pasaron 8 o 9 años (a tiempo completo) en la escuela de posgrado trabajando en muchos proyectos pequeños porque ningún proyecto era lo suficientemente viable para una tesis completa.  Aunque es posible reunir un grupo de pequeños proyectos en una sola tesis, no debes estar a merced de tu comité de tesis. Lo mejor es saber siempre qué pregunta te planteas. Tu pregunta probablemente evolucionará con el tiempo, pero cuanto más claro tengas el propósito de tu tesis, más eficiente será tu investigación.

Divida su tesis en etapas definidas

La redacción de una tesis es un proceso con etapas bien definidas. Los detalles de cada etapa variarán ligeramente dependiendo de tu campo, pero para la mayoría de los escritores de tesis las etapas son, en primer lugar, la recopilación de ideas, en segundo lugar, la edición y el análisis de datos y en tercer lugar, la versión final. Los perfeccionistasse beneficiarán especialmente de la división de su escritura en etapas discretas.

El propósito de la primera etapa de la escritura es plasmar en el papel el mayor número posible de ideas, sin juzgar, editar o formatear el documento. Si te permites recopilar tus ideas sin críticas, podrás dar rienda suelta a tu creatividad y superar el miedo a la imperfección que puede frenarte a la hora de empezar a escribir tu tesis.

Es durante la segunda fase, la de edición y análisis de datos, cuando debes ser riguroso con tu redacción y edición. Al final de la segunda fase, tu objetivo es producir un manuscrito que tenga una estructura clara y un flujo lógico de argumentos para que puedas presentarlo a tu supervisor para su revisión.

En la fase final de la versión definitiva, tienes que tener en cuenta los comentarios de tu comité y rellenar las lagunas lógicas.

Tu asesor académico no te dará todas las respuestas.

Algunos asesores están demasiado ocupados para orientarte adecuadamente o son microgestores que quieren que les informes a diario de tus progresos. El papel de tu asesor es orientarte para que aprendas a ser un investigador independiente, no para que te lleve de la mano el resto de tu vida. Tu asesor puede ser o no un buen mentor, pero tienes que estar de acuerdo en la dirección de tu investigación porque necesitas su aprobación para graduarte.

Si tienes desacuerdos con tu asesor, o tienes un proyecto sin salida, pueden ser necesarias varias reuniones para determinar la dirección general de tu tesis. La forma más eficaz de reunirse con su asesor es programar las reuniones con mucha antelación y acudir a cada una de ellas con una agenda clara. Los estudiantes que planifican proactivamente antes de hablar con sus supervisores tienen reuniones mucho más eficientes que los que no planifican. Si tu asesor es una persona difícil, sigue siendo proactivo a la hora de planificar las reuniones y desarrollar soluciones a tus problemas.

Lleve un registro de cada reunión que tenga o de cada reunión que se niegue a tener con usted. Por último, replantea tu situación como una experiencia de aprendizaje para tu carrera.

Date cuenta de que no siempre tendrás ganas de escribir

Incluso los autores más famosos y prolíficos de la historia han luchado a diario contra el bloqueo del escritor. Tú no serás diferente. Habrá momentos en los que te sientas a escribir cuando sientas que te mueres. Escribe fragmentos de frases. Escribe cualquier cosa. Sólo pon algo en el papel.

Además, no esperes a estar inspirado para escribir. En lugar de eso, sal a buscar la inspiración. Escucha música que te ponga de humor para escribir. Mira un vídeo corto que te motive a pasar a la acción. Visualiza todas las cosas que harás una vez terminada tu tesis. Calentar los "músculos de la escritura" y buscar la inspiración son las únicas curas para el bloqueo del escritor.

Una vez que hayas calentado e inspirado, las palabras empezarán a fluir de forma más natural. Incluso pueden empezar a formar frases y párrafos cohesionados. Con el tiempo, el periodo de calentamiento se irá acortando hasta que el hecho de ponerse a escribir se convierta en un hábito automático.

No escribas los capítulos de tu tesis en orden

Seguramente cuando empieces a escribir mi tesis, pensaste que tenías que empezar con el resumen, luego la introducción, después una búsqueda bibliográfica en profundidad, luego el capítulo uno, el capítulo dos y así sucesivamente hasta llegar a la conclusión. Escribir la tesis en orden puede llevar a varios meses de agonizante bloqueo del escritor.

No empieces a escribir tu tesis escribiendo primero el resumen. En cambio, el resumen de tu tesis debe ser la última sección que escribas Por definición, el resumen es una síntesis de los aspectos más destacados de la tesis y, por tanto, sólo deberías ser capaz de escribir un resumen de calidad una vez que hayas terminado todos los capítulos.

Tampoco empieces a escribir tu tesis sumergiéndote en el capítulo más difícil. Si lo haces, te enfrentarás inevitablemente al bloqueo del escritor. Empezar la tesis escribiendo primero el capítulo más difícil es como intentar levantar un peso de 500 libras sin ningún entrenamiento previo. Seguirás intentando levantar el pesado peso sin éxito hasta que estés completamente agotado. Al final, te rendirás por completo y te tacharás de que no eres lo suficientemente bueno para hacer el ejercicio.

En lugar de eso, empieza a escribir tu tesis escribiendo primero la sección más fácil: la sección de metodología. La sección de metodología es la más fácil de empezar y la más rápida de terminar. Empieza por aquí para tener unas cuantas páginas bajo el brazo y aumentar tu confianza antes de intentar cualquier trabajo pesado.

Nunca escribas "trabajar en la tesis" en tu calendario

"Trabajar en la tesis" es demasiado vago. Si pones esta frase en tu calendario, te llevará a echarte una siesta, a navegar por Internet o a mirar la pantalla del ordenador en blanco. Incluso si consigues poner algunas palabras en el papel o analizar algunos datos, lo harás al azar. Por el contrario, tienes que convertir tus horas de trabajo en un progreso medible. Tienes que ser muy deliberado con la forma de asignar tu tiempo.

Una vez que hayas decidido el orden en el que vas a escribir tus capítulos, sigue dividiéndolos en trozos más pequeños. Esto te permitirá establecer objetivos específicos para cada bloque de tiempo que tengas. En lugar de insertar en tu calendario "trabajar en la tesis", inserta objetivos medibles como "terminar la figura 1" o "escribir dos páginas del capítulo 2".

Escribir en ráfagas muy cortas

Escribir en varias ráfagas cortas es más eficaz que hacerlo en pocos y largos periodos de tiempo. Si alguna vez has intentado escribir durante varias horas seguidas, habrás notado que tu concentración se debilita después de unos 45-60 minutos.

Escribir requiere creatividad y es difícil mantener la concentración durante varias horas seguidas a lo largo de meses (o incluso años) hasta terminar la tesis. Si tienes un bloque de tiempo de 3-4 horas en tu calendario, resiste la tentación de pegarte a la silla durante todo el periodo. Sólo te engañas a ti mismo si crees que más horas de escritura conducen a un mayor progreso.

En su lugar, divide tu tiempo de escritura en bloques cortos con periodos de descanso entre ellos. Sugerimos alternar 45 minutos de escritura con 15 minutos de descanso. Estos periodos de descanso son cruciales. Muchos estudiantes obtienen ideas repentinas cuando están lejos de sus escritorios y se vuelven más eficientes cuando vuelven al trabajo.

Además, apaga las alertas del correo electrónico y del teléfono cuando estés escribiendo. No caigas en la tentación de comprobar estas actualizaciones durante los periodos de descanso. Es demasiado fácil que una actualización te distraiga de tu trabajo y haga descarrilar tu siguiente periodo de escritura.

Los malos hábitos de escritura son difíciles de romper. Si intentas eliminar tus malos hábitos de la noche a la mañana, tu cerebro y tu cuerpo podrían rebelarse contra ti. Una mejor estrategia es cambiar tus hábitos lentamente y de uno en uno. No te ocupes de las 7 pautas de escritura de tesis anteriores a la vez. En lugar de eso, hazte cargo de una, complétala o domínala y luego pasa al siguiente consejo. La parte más difícil de escribir es el principio. Cuanto antes empieces a escribir tu tesis, más fácil te resultará escribirla. Un buen escritor no es alguien que nunca tiene dificultades, sino alguien que sigue escribiendo incluso cuando tiene dificultades.

Ten los pies en la tierra

Si quieres terminar tu tesis en una o dos semanas, olvídate de un tema único. Requerirá mucho tiempo sólo para llevar a cabo la investigación, por no hablar de escribir incluso el primer borrador. Esto no significa que tu tema no pueda ser original. Incluso si escribes sobre un tema similar que puedes encontrar en Internet, seguirás presentando la información desde un ángulo diferente.

En pocas palabras, intenta seguir estos aspectos cada vez que aspires a realizar una investigación colosal: Tu tema, aunque no sea original y puedas encontrar decenas de artículos escritos sobre estos temas, puede seguir siendo incomparable en varios términos.

Por falta de tiempo, ni siquiera intentes profundizar en algo que no tiene suficientes recursos. Esto significa que pasarás semanas sólo para encontrar fuentes relevantes y, sobre todo, eruditas en las que puedas confiar a lo largo de tu proceso de escritura.

Céntrate más en tu estilo único, no en el tema. Esto te dará mucho más crédito si tienes éxito. No importa si escribes tu tesis de licenciatura o de maestría, no te publicarán en ningún sitio. Estas dos titulaciones son más importantes cuando se trata del pensamiento crítico y la toma de decisiones.

Abandona el perfeccionismo

Efectivamente, todo el mundo quiere que su tesis sea la mejor. Si te apresuras a conseguir un trabajo de primera calidad, puedes incumplir el plazo de entrega. Además, es posible que tu tesis nunca esté terminada. Si quieres conseguir un trabajo impecable, debes saber que tendrás que revisar una y otra vez. Es mejor que escribas tus ideas en cuanto se te ocurran y que diseñes un esquema. Luego puedes enviarlo a tu supervisor para que lo evalúe. Si es bueno, sigue escribiendo. Si no lo es, habrás ahorrado mucho más tiempo que dándole vueltas a tu primera (y única) versión.

Céntrate en un resultado

Si estás atascado en la redacción de tu tarea principal, motívate. No, esto no significa que tengas que escribir tu tesis lo antes posible. Sin embargo, es esencial tener tu primer borrador y reconocer las cosas que necesitas revisar/reescribir/editar. Verás que, por muy "malo" que sea, estarás feliz de saber que ya has escrito al menos algo.

Teniendo en cuenta la longitud de un trabajo de tesis, no tienes que escribir, digamos, 50 páginas de puro contenido antes de editar. Divide tu trabajo en capítulos (obviamente, en ningún caso escribirás un texto sin dividirlo) y escribe un borrador del primer capítulo. No tienen por qué ser largos, pero estos borradores te permitirán ver la conclusión de tu exposición. Como resultado, tendrás una idea de qué parte de tu discurso escrito debe reescribirse, reducirse o incluso recortarse.

Utiliza herramientas útiles

No hace falta decir que tu trabajo debe estar pulido para que parezca impecable y convincente. Imagina que tu trabajo tiene varias erratas y faltas de ortografía, por no hablar de los errores gramaticales. Por muy bueno que sea tu contenido, estos errores te aseguran que no obtendrás la mejor calificación. Para evitar este doloroso problema, busca ayuda.

Grammarly

Considera el uso de esta maravillosa aplicación. Tiene dos versiones y una de ellas es totalmente gratuita. El objetivo principal de Grammarly es corregir tu ortografía, ayudarte a reformular las frases para hacerlas más legibles y ofrecerte sugerencias de palabras para eliminar las repeticiones. Te recomendamos que utilices esta aplicación para realizar cualquier tarea, ya que puede mejorar enormemente tu nota media.

Diccionario inverso de OneLook

Aunque Grammarly te proporcione sinónimos de palabras repetitivas, este diccionario es una auténtica maravilla. Puedes encontrar sinónimos para cada palabra en inglés, reconocer su significado e incluso ver las frases en las que están presentes. Aparte de los sinónimos, podrá comprobar que las palabras están divididas en diferentes partes de la oración. En caso de que no seas un hablante nativo de inglés, esta función aliviará tus dificultades para encontrar la palabra sintácticamente correcta.

Lleve su tesis a todas partes

No te entierres en tus libros, fuentes y tesis. No, no queremos decir que tengas que renunciar a tu tiempo libre para escribir la tesis. La cuestión es que lleves un cuaderno contigo y, mientras tengas tiempo libre, anotes algunas cosas vitales que creas que son esenciales para incluir en el trabajo. Por ejemplo, mientras almuerzas, esperas el autobús o situaciones similares, lee o incluso escribe algo relacionado con tu tesis. Te ayudará a conocer el tema a fondo.

Nuestros especialistas esperan por ti para que los contactes a través del formulario de cotización o del chat directo. También contamos con canales de comunicación confidenciales como WhatsApp y Messenger. Y si quieres estar al tanto de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en FacebookInstagram o Twitter.

Si este artículo fue de tu agrado, no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Fuentes Consultadas

How to Write Your Thesis. Compiled by Kim Kastens, Stephanie Pfirman, Martin Stute, Bill Hahn, Dallas Abbott, and Chris Scholz. En: https://www.ldeo.columbia.edu/~martins/sen_sem/thesis_org.html

Harvard College Writing Center. Developing A Thesis. En: https://writingcenter.fas.harvard.edu/pages/developing-thesis

Chandrasekhar, R. (2008). How to Write a Thesis: A Working Guide. En: https://www.student.uwa.edu.au/__data/assets/pdf_file/0007/1919239/How-to-write-a-thesis-A-working-guide.pdf

También te puede interesar: Impresión y Encuadernado de la Tesis

Cómo escribir una tesis en poco tiempo

Cómo escribir una tesis en poco tiempo. Foto: Unsplash. Créditos: Damir Spanic

Compartir este Post
Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!