Compartir este Post

Una buena oración verbaliza las ideas de forma clara y eficaz, estableciendo una comunicación efectiva a través de la escritura. El contenido de una oración y su estructura determinan si es buena, pero una oración compleja no significa necesariamente que esté bien escrita y una oración corta puede decir tanto como una larga. Todos los escritores varían la estructura de sus oraciones de vez en cuando y el uso de diferentes tipos de oraciones es una de las formas clave en que los escritores atraen y mantienen el interés de sus lectores.

Un buen escritor siempre trabaja para mejorar sus habilidades de escritura, lo que en última instancia se traduce en una mejor redacción de las oraciones. Y esto es algo que debes tener en cuenta en el momento de redactar tu tesis.

Características de una buena oración

Una buena oración expresa un pensamiento completo y puede comunicar claramente una idea. Sin embargo, hay otros componentes que contribuyen a la construcción de una buena oración:

Una buena oración debe estar completa

Una oración completa requiere un sujeto y un verbo y expresa un pensamiento completo, lo que se conoce como cláusula independiente. Este elemento de la estructura de la oración puede sostenerse por sí mismo, expresando una idea sin necesidad de información adicional. Por ejemplo: "Los padres se preocupan por sus hijos". Esta oración es completa y transmite una idea clara.

Una buena oración evoca un estado de ánimo determinado

Especialmente cuando se trata de apelar a la sensibilidad del lector, el uso adecuado de la emoción en las oraciones puede marcar la diferencia para que el público sienta lo que usted quiere o no. Esto es especialmente útil en muchos campos de la escritura comercial, como la redacción de textos publicitarios y el marketing, donde establecer una conexión emocional con el lector puede dirigir sus deseos -o sus miedos- y obligarle a actuar o a comprar lo que le estás vendiendo.

Una buena oración pinta una imagen

El uso de imágenes sensoriales fuertes creará una imagen vívida para su lector. No proporcione demasiada información que insulte la imaginación de su público, pero dé los detalles necesarios para el mensaje que está tratando de enviar. Una oración puede ser mucho más potente si va acompañada de una imagen potente.

Una buena oración tiene fluidez

La forma en que se redactan las oraciones dicta su ritmo y la cadencia de una buena oración no debe estar marcada por la mala puntuación o la falta de palabras. El lector no debe tener que volver a leer una oración para entender la idea que hay detrás, sino que debe transmitirse con claridad y sin enredos de dicción compleja.

Una oración bien escrita es la base de la buena escritura y de la buena comunicación escrita. Sin embargo, hay varias reglas, así como tipos de oraciones, que un escritor debe conocer para sobresalir en la escritura. Una vez que conozcas los aspectos básicos de la redacción de oraciones, estarás en camino de convertirte en un gran escritor.

Conociendo los aspectos básicos antes de escribir una oración

Asegúrate de que tu oración expresa un pensamiento completo

Una oración es un grupo de palabras que, juntas, expresan una idea completa que tiene sentido. Al escribir, conviene leer las oraciones en voz alta y preguntarse: "¿Tiene sentido esta oración? ¿Expresa una idea completa?"

Por ejemplo, "Huevos cerca del río" no es una oración porque no expresa una idea completa.

"Ayer comí huevos cerca de un río" es una oración porque tiene un significado claro y completo.

"Porque comí huevos" es un fragmento de oración porque está incompleto; "porque" prepara al lector para una causa-efecto, pero aquí no hay ningún efecto.

"Como comí huevos cerca de un río y me mojé" es una oración porque completa la causa-efecto establecida.

Utiliza la puntuación correcta

Las oraciones comienzan con una letra mayúscula y terminan con un signo de puntuación. La puntuación final adecuada incluye un punto (.), un signo de interrogación (?) o un signo de exclamación (!). Los signos de puntuación informan al lector de cuándo ha terminado la oración, así como del tono de voz que debe utilizar al leerla.

Un signo de exclamación indica sorpresa, mientras que un signo de interrogación indica confusión o interrogación.

Incluye un sujeto y un verbo

El sujeto es la persona o cosa de la que se habla en la oración. El verbo es la palabra de acción, que describe lo que hace el sujeto.

Por ejemplo, en la oración "Comí huevos", "yo" es el sujeto y "comí" es el verbo.

Define una oración simple

La oración simple es la más básica de las oraciones. Incluye un sujeto, un verbo y expresa un pensamiento completo. Se conoce como cláusula independiente, porque puede sostenerse por sí sola: "Janet escribe".

En el ejemplo anterior, el sujeto es "Janet". Ella es la persona de la que se habla.

"Escribe" es el verbo. Es la acción que realiza el sujeto (Janet).

Recuerda que el sujeto puede ser una persona (yo o Janet), un lugar (Baltimore o Habitación por ejemplo), una cosa (Chocolate) o una idea (Celos).

Haz que las oraciones simples sean un poco más informativas

Puedes añadir objetos directos e indirectos a las oraciones simples para añadir más información. Este es un ejemplo "Janet escribe novelas románticas".

La oración "novelas románticas" es el objeto directo aquí: son lo que Janet escribe, por lo que reciben la acción del verbo.

Las oraciones simples también pueden tener sujetos compuestos o verbos compuestos.

Un sujeto compuesto podría ser así "Janet y Susana escriben novelas románticas". "Janet y Susana" es un sujeto compuesto aquí, ya que hay dos personas realizando la acción.

Un verbo compuesto podría ser así: "Janet escribe y publica novelas románticas". Janet está haciendo dos cosas, escribir y publicar, así que es un verbo compuesto.

Cuando empieces a escribir tu propia oración simple, empieza por el sujeto. Piensa de qué va a tratar la oración. A continuación, elige el verbo. Para ello, piensa en lo que está haciendo el sujeto de la oración. ¿Está caminando, corriendo, leyendo, sentado, cocinando o algo más?

Preste atención a los sujetos y verbos en singular y plural

Cuando elijas el sujeto y el verbo, asegúrate de que las dos palabras coinciden en número. La regla es que un sujeto singular necesita un verbo singular y los sujetos plurales necesitan verbos plurales.

Un sujeto y un verbo singulares tienen este aspecto: "Mi hijo es médico".

Un sujeto y un verbo plurales tienen este aspecto: "Mis hijos son médicos".

Defina una oración compuesta

Una oración compuesta está formada por dos oraciones simples. Las dos oraciones simples se unen con una coma (,) seguida de una de las siete palabras llamadas conjunciones coordinantes. Las siete conjunciones coordinantes son: para, y, ni, pero, o, pero, así. Aquí tienes algunos ejemplos de oraciones compuestas. Fíjate en el uso de la conjunción copulativa.

Estaba contento, pues acababa de aprobar el examen.

El camino era largo y no podíamos ver el final.

No se equivocó ni acertó del todo.

Se habría caído, pero Sally la ayudó a sostenerse.

Deon es inteligente o Deon es afortunado.

Estoy comiendo bistec, aunque realmente quería cordero.

Jack estaba mojado, así que se cambió de ropa.

Intenta escribir una oración compuesta

Empieza eligiendo un sujeto y un verbo para la primera parte de la oración, de la misma manera que hiciste al escribir una oración simple. A continuación, elija la conjunción copulativa adecuada en función del significado de la oración. Por último, elija un sujeto y un verbo relacionados para la segunda parte de la oración compuesta.

Puede utilizar "y" para expresar un pensamiento o significado continuado, o puede utilizar "pero" como parte de una explicación. Hay muchas posibilidades.

Preste atención al significado cuando escriba una oración compuesta

Al escribir oraciones compuestas, puede ampliar en gran medida el significado de la oración en comparación con una oración simple. Asegúrese de utilizar la segunda parte de la oración para ampliar o elaborar el pensamiento expresado en la primera parte.

Tenga cuidado de no abusar de las oraciones compuestas, sobre todo de las que utilizan "y". No siempre indican una relación clara y pueden parecer desordenadas.

Una oración compleja está formada por una cláusula independiente y lo que se conoce como cláusula dependiente. Una cláusula dependiente es un grupo de palabras que contienen un sujeto y un verbo pero que no expresan un pensamiento completo por sí mismos. En otras palabras, una cláusula dependiente no es una oración simple por sí misma. Hay varias palabras, llamadas conjunciones subordinantes, que indican el comienzo de una cláusula dependiente.

Los ejemplos de conjunciones subordinantes son los siguientes: después, aunque, como, como si, porque, antes, incluso si, aunque, si, para, ya que, aunque, a menos que, hasta, lo que sea, cuando, siempre que, si y mientras.

Los ejemplos de cláusulas dependientes por sí mismas son los siguientes: "Porque Yao comparte sus libros", "Antes de comer mi desayuno" y "Hasta que tenga más dinero".

Una las cláusulas dependientes con una oración simple

Observa que, aunque los ejemplos anteriores de cláusulas dependientes tienen sujeto y verbo, no expresan un pensamiento completo. Para expresar un pensamiento completo, la cláusula dependiente debe unirse a una oración simple. He aquí algunos ejemplos.

Porque Yao comparte sus libros, es amable. -o- Yao es amable porque comparte sus libros.

Antes de desayunar, tengo que pasear a mi perro. -o- Tengo que pasear a mi perro antes de desayunar.

Hasta que no tenga más dinero, no podré comprar un anillo de compromiso. -o- No podré comprar un anillo de compromiso hasta que tenga más dinero.

Para escribir una oración compleja, debe combinar una oración simple con una cláusula dependiente. Asegúrese de utilizar la cláusula dependiente para aclarar lo que ocurre en la oración simple.

Utilice oraciones complejas para explicar mejor sus pensamientos

Las oraciones complejas son útiles porque suelen mostrar una relación clara y específica entre las partes de la oración. Por ejemplo, "antes" indica a los lectores que hay que pasear al perro antes de desayunar; "porque" ayuda a explicar por qué Yao es amable.

Cree oraciones periódicas

Las oraciones periódicas comienzan con la cláusula dependiente y terminan con una cláusula independiente. No se pone una coma antes de la cláusula dependiente si la cláusula independiente va primero. Las comas sólo se usan si la cláusula dependiente está introduciendo la oración simple.

Las oraciones periódicas son ideales para aumentar la tensión o el interés, ya que la cláusula dependiente "construye" el significado o el pensamiento completo al final.

Por ejemplo: "Mientras esperaba en el tráfico, me di cuenta de que llegaría tarde a clase".

Cuidado con los fragmentos de oraciones

Los fragmentos de oraciones se producen cuando una cláusula dependiente se hace valer por sí sola. También pueden producirse cuando una oración carece de sujeto o de verbo:

"Aunque llegué tarde a la fiesta". El "aunque" aquí es lo que se conoce como una conjunción subordinante y crea una cláusula subordinada, que no puede sostenerse por sí sola. Este es un fragmento porque no proporciona un pensamiento completo; hay un significado aquí que no se explica (Aunque... ¿qué?).

"Golpear algo con mi coche". Aunque podrías utilizar este tipo de lenguaje en el habla cotidiana, es técnicamente un fragmento porque carece de sujeto (quién ha dado el golpe). Podrías corregirlo como "Golpeé algo con mi coche".

Evite las oraciones seguidas

Las oraciones seguidas, o fundidas, se producen cuando se incluye más de una cláusula independiente (una cláusula con sujeto y verbo que expresa una idea completa) en la oración.

Por ejemplo, ésta es una oración seguida: "Fui a la tienda y compré pan y leche". Cada una de las partes, "Fui a la tienda" y "Compré pan y leche", tiene un sujeto y un verbo y cada una expresa una idea clara y completa.

Puedes arreglar los encabalgamientos de varias maneras. Puedes separar las cláusulas con un punto y coma, o puedes usar una coma y una conjunción, o puedes dividir las cláusulas en oraciones separadas:

Fui a la tienda; compré pan y leche. El punto y coma muestra la estrecha relación entre las cláusulas.

Fui a la tienda y compré pan y leche. Esta conjunción muestra una relación menos estrecha que el punto y coma, pero comunica que son ideas conectadas.

Fui a la tienda. Compré pan y leche. Este punto y aparte indica que las ideas no están tan relacionadas.

Esté atento a los empalmes de comas

Los empalmes de comas están relacionados con las oraciones atropelladas porque ambos conectan incorrectamente cláusulas independientes. Los empalmes de coma son errores muy comunes, pero los profesores suelen considerarlos errores importantes.

Por ejemplo, este es un empalme de comas: "Le envié un mensaje de texto a mi amiga, ella no respondió".

Ambas son cláusulas independientes, porque tienen sujetos y verbos y expresan un pensamiento completo.

Los empalmes de comas se pueden arreglar de la misma manera que las oraciones atropelladas:

Con un punto y coma: "Le envié un mensaje de texto a mi amiga; no me respondió".

Con una coma y una conjunción copulativa: "Le envié un mensaje de texto a mi amiga, pero no me contestó".

Dividiendo en dos oraciones: "Envié un mensaje de texto a mi amiga. Ella no contestó".

Manténga una estructura en paralelo

Si tienes una oración bastante compleja, puede ser fácil perder de vista los sustantivos o los verbos que la componen. Sin embargo, si no mantienes la estructura paralela, tus oraciones se vuelven difíciles de leer y pierden gran parte de su impacto.

Por ejemplo, esta oración carece de estructura paralela: "Me gusta pescar, nadar y hacer senderismo".

En su lugar, mantén todos los verbos en la misma forma: "Me gusta pescar, nadar y hacer senderismo".

Esto puede ser un problema especial si tienes muchas cláusulas en la oración. Por ejemplo: "Mi profesora me dijo que debía entregar mi redacción a tiempo, que debía corregirla cuidadosamente antes de entregarla y que no le enviara un correo electrónico la noche anterior".

En cambio, mantén todas las cláusulas en la misma estructura: "Mi profesora me dijo que debía entregar mi redacción a tiempo, que debía corregirla cuidadosamente antes de entregarla y que no le enviara un correo electrónico la noche anterior".

Varía la estructura de tus oraciones

Un error muy común, sobre todo en los escritores principiantes o en los que todavía están aprendiendo un idioma, es escribir todas las oraciones con la misma estructura básica. Variar las oraciones hace que tu escrito se lea con más fluidez y sea más agradable para el lector.

Por ejemplo, piensa en lo repetitivo que es esto: "Vi un zombi. Empecé a correr. Tropecé con una piedra. Me levanté de nuevo. Seguí corriendo". Todas las oraciones tienen el mismo orden de palabras (sujeto-verbo-objeto directo) y comienzan con el mismo sujeto.

Ahora mira esta versión: "Vi un zombi y empecé a correr, pero tropecé con una piedra. Presa del pánico, me levanté y seguí corriendo".

6 consejos para escribir buenas oraciones

Si sabes cómo escribir oraciones, estás en camino de escribir buenos textos, sobre todo cuando estés redactando tu tesis. Hay muchos consejos de escritura disponibles para aquellos que buscan elaborar mejores oraciones:

Hazlo de forma sencilla

Las oraciones largas o demasiado complejas no son necesariamente una redacción sofisticada. A veces, una oración sencilla puede tener un gran impacto. Hay que saber eliminar la palabrería y ajustar la sintaxis para que se adapte a su estilo de escritura y a su público objetivo. Un mensaje fácilmente digerible mejora la comunicación.

Utilice una retórica concreta

Si intentas inspirar un movimiento o un cambio, no querrás describir algo como "más o menos" importante, especialmente si intentas que la gente done a una causa o proteste por un evento. Utiliza un lenguaje directo para ofrecer una imagen fuerte, transmitir la importancia y crear una apelación emocional: sea cual sea tu punto, debería ser la mayor prioridad de tu audiencia en este momento.

Emplee el paralelismo

Las oraciones son más fáciles y agradables de leer si hay concordancia en su estructura gramatical, sobre todo cuando se trata de listas. Este principio se conoce como paralelismo, estructura paralela o construcción paralela. Paralelismo acertado: "El final fue ilógico, precipitado y decepcionante" (Tres adjetivos).

Cuida la gramática

Las mejores oraciones no adolecen de cosas como la voz pasiva, las oraciones atropelladas o las erratas. A veces escribes accidentalmente una oración incompleta, o formas inadvertidamente fragmentos mientras editas y reescribes. Asegúrate de identificar las oraciones incompletas que puedan estar al acecho en tu escrito. Una gramática adecuada ayuda a dar a la escritura un aspecto más pulido.

Puntúa correctamente

La puntuación correcta puede marcar el ritmo de una oración. Asegúrate de que los puntos, las comas, los guiones, los puntos y comas y cualquier otra herramienta de puntuación se apliquen correctamente. Incluso si sólo estás escribiendo un blog de consejos para un pequeño grupo de lectores en línea, quieres que tu escritura parezca sofisticada y se tome en serio, así que presta atención a tu puntuación.

Practica la escritura

La mejora sólo se produce con la práctica. Realiza ejercicios de escritura que se centren en la estructura de tus oraciones y en la forma de expresar tus ideas. Cuanto más practiques la redacción de oraciones, mejor será.

Nuestros especialistas esperan por ti para que los contactes a través del formulario de cotización o del chat directo. También contamos con canales de comunicación confidenciales como WhatsApp y Messenger. Y si quieres estar al tanto de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en FacebookInstagram o Twitter.

Si este artículo fue de tu agrado, no olvides compartirlo por tus redes sociales.

Fuentes Consultadas

Blaxter, C. Hughes, & M. Tight, How to Research, Open University Press, Buckingham, 1996.
R. W. Burchfield, The New Fowler’s Modern English Usage, Third Revised Edition, Oxford University Press, 1998.
S. H. Burton, Mastering English Grammar, Macmillan, 1984.

También te puede interesar: Qué es Slideshare y cómo puedes usarlo para la presentación de tu tesis

Cómo realizar una oración

Cómo realizar una oración. Foto: Unsplash. Créditos: Brad Neathery @bradneathery

Compartir este Post
Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!