Tras la situación que se vive con el coronavirus, en donde cada día este está presente en más países, en donde la sociedad ha tomado diversas medidas para protegerse y prevenirlo, como los cubrebocas y el gel antibacterial, sin embargo, hay otro aspecto que es de suma importancia en estos casos, los alimentos, los cuales seran de gran ayuda para fortalecer tus defensas.

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos.

En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

La alimentación es primordial para aumentar las defensas del cuerpo y evitar el contagio de cualquier enfermedad.

Es muy importante que tratemos de aumentar nuestras defensas para hacerle frente a esta epidemia que está matando a muchas personas en el mundo.

Nos referimos a la alimentación, puesto que esta es de suma importancia, y más en este caso cuando es necesario que nuestro sistema inmunológico esté en las mejores condiciones; por ello aquí te dejaremos algunos de los alimentos que te serán de gran ayuda para fortalecer el sistema inmunológico.

 

¿Cuáles son los alimentos que fortalecen las defensas?

 

Cítricos

 

Si, esto son un gran aliado para potenciar nuestro sistema inmune y por ende previene los resfriados o catarros, al igual de que son de gran ayuda para curar los síntomas más usuales de diferentes enfermedades respiratorias; el limón, la lima, naranja, la toronja, contienen vitamina C, y por ende lograr lo anterior.

La vitamina C es elemental para evitar contagios de enfermedades respiratorias. El consumo de cítricos es una forma de obtener una buena cantidad de esta vitamina. Además, los cítricos son alimentos que podemos conseguir con facilidad.

Según un artículo de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., los refriados de la gente que consume vitamina C regularmente pueden durar menos tiempo y, además, sus síntomas suelen ser menos severos. Se debe considerar, sin embargo, que una vez que se tiene la enfermedad, no tiene efectos terapéuticos.

Adicionalmente, la vitamina C es importante para la formación de proteínas que se usan en la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos.

También ayuda a la cicatrización de heridas y a la reparación de cartílagos, huesos y dientes.

La recomendación es consumir naranjas, limones, toronjas, mandarinas, kiwis, fresas y melones. También alimentos como los pimientos rojos y verdes, brócoli, papas y tomates.

 

Ajo

 

Probablemente en algún momento escuchaste decir que el ajo es muy bueno, y claro que lo es, puesto que, entre sus beneficios, es que puede ser un antibiótico natural y es recomendable para tratar los resfriados y afecciones pulmonares, contiene propiedades antibacterianas y antivirales. Este alimento es altamente recomendado debido a su algo contenido en vitamina B.

En pruebas realizadas en laboratorios, investigadores han comprobado que el ajo tiene propiedades que permiten combatir las infecciones, las bacterias, los virus y los hongos.

La forma de consumir el ajo es variada, ya que puedes incluirlo como ingrediente en tus comidas, en salsas o aderezos y claro, crudo.

Aunque se necesitan más estudios para determinar los beneficios específicos de esta planta en los seres humanos, una investigación realizada en países del sur de Europa encontró un vínculo entre la frecuencia en el consumo de ajo y cebolla y un riesgo menor en el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

El ajo tiene una variedad de antioxidantes que ataca a los "invasores" del sistema inmunitario.

"Uno de sus blancos es el Helicobacter Pylori, una bacteria asociada con algunas úlceras y con el cáncer de estómago".

 

Cebolla

 

Aunque no lo creas este combate enfermedades respiratorias como infecciones. El portal Mejor con Salud, explica que esta no solo se usa para el ámbito gastronómico sino también para fines medicinales. Entre algunos de sus beneficios, también explica que ayuda a aliviar el resfriado, es antioxidante, mejora la circulación, entre otros.

Alimento que puede sonar un poco desagradable de consumir, pero que tiene un alto contenido de nutrimentos que ayudan a fortalecer el organismo.

De igual modo, las cebollas combaten enfermedades respiratorias, así como infecciones, tales como la faringitis, laringitis, infecciones pulmonares y afecciones respiratorias.

 

alimentos

Frutos secos

 

Este tipo de frutos son altamente recomendados debido a que son una gran fuente de minerales que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Asimismo, genera un gran aporte vitamínico. Son también alimentos que sacian el hambre, de este modo ayudan a evitar los antojos que nos hacen ganar kilos de más.

Los frutos secos que no debes olvidar consumir son nueces, cacahuates, almendras, avellanas y semillas como de girasol, chía o calabaza, etcétera.

 

Yogur natural

 

Este producto derivado de la leche contiene lactobacillus y probióticos que mejoran nuestra salud.

Sin olvidar mencionar que es un alimento que fortalecen nuestro sistema inmune y cuidan de nuestro organismo.

Y aunque sus propiedades son más enfocadas en mejorar y cuidar los intestinos, también pueden prevenir gripes y catarros fuertes.

Al igual que otros productos lácteos fermentados, este alimento tiene probióticos, también conocidos como "bacterias buenas".

Se definen como microorganismos vivos que, cuando se administran en la cantidad adecuada, son capaces de regular la respuesta inmune, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

Los probióticos tienen varios beneficios para los seres humanos, entre ellos la prevención de resfriados y gripes, o la disminución de la severidad de los síntomas si la enfermedad no se puede evitar.

También las "bacterias buenas" ayudan a prevenir infecciones vaginales, del tracto urinario y aceleran la recuperación de ciertas infecciones intestinales, como el síndrome del intestino irritable.

 

Moluscos

 

Son animales marinos, que pueden estar desnudos o cubiertos por una concha.  Los moluscos como las almejas, el mejillón, pulpo y calamar, son de los alimentos con más contenido de zinc, el cual es indispensable para el sistema inmunológico.

Las gambas tienen zinc, elemento esencial para células que responden a las enfermedades.

Sin embargo, es importante resaltar que el consumo de estos alimentos marítimos debe ser con medida y evitando a toda costa caer en el exceso.

De lo contrario podríamos tener el efecto contrario y ver afectadas nuestras defensas.

Según un artículo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, cuando en el cuerpo humano existe una deficiencia de este químico, las células T (o linfocitos), que coordinan la respuesta inmune celular, dejan de funcionar como es debido.

Sin embargo, es importante tener que en cuenta que el exceso de esta sustancia puede inhibir el mecanismo que defiende al organismo de las enfermedades.

 

Cereales

 

Varios estudios científicos sugieren que la deficiencia de vitamina B6, que se encuentra en la avena, el germen de trigo y el arroz, disminuye la respuesta del sistema inmunitario.

La vitamina B6 se encuentra en cereales como el trigo y la avena.

Un ejemplo de esta situación, según un artículo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en EE.UU., es la capacidad que tienen los linfocitos de madurar y transformarse en varios tipos de células T y B.

El suplemento moderado de cantidades que permitan nivelar la deficiencia de vitamina B6, restaura el funcionamiento del sistema inmune.

"Los cereales, la carne, el pescado, las castañas, el queso y el huevo también tienen selenio, que además de beneficiar al sistema inmunitario, disminuye enfermedades infecciosas en ancianos y ayuda a la recuperación de los niños con infecciones en el tracto respiratorio"

 

Medidas preventivas

 

Las medidas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud son las siguientes:

  • Lavarse las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.

 

  • Evitar en lo posible el contacto directo con personas que presenten infecciones respiratorias agudas en áreas en las que circule, o pueda circular, el virus.

 

  • Evitar el contacto físico con cualquier persona que tenga fiebre y/o tos.

 

  • Evitar el contacto con animales salvajes que pudieran actuar como transmisores.

 

  • Solicitar atención médica en caso de viajar a regiones en las que exista el virus y presentar signos de infección respiratoria aguda.

 

  • Las personas con infección respiratoria aguda de áreas potencialmente afectadas deben cubrirse la boca y nariz al estornudar o toser, lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto directo con otras personas.

 

  • Disminuir el consumo de alimentos poco cocinados o crudos, provenientes de animales.

 

En nuestra empresa Online-tesis contaras con la excelente asesoría profesional para que logres los mejores resultados. Si necesitas ayuda, puedes hacer clic en el siguiente enlace y buscar la sección de Contáctanos, con gusto atenderemos todas tus dudas de forma personalizada.

Si quieres saber más acerca de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en Facebook, Instagram o Twitter

Y si el artículo fue de tu agrado, compártelo con tus familiares y amigos a través de tus redes sociales.

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.