La música esta con nosotros desde incluso antes de nacer: el ritmo del pulso de nuestra madre acompaña nuestro nacimiento. Genera emociones, te lleva a lugares y momentos pasados, te ayuda a conectarte. Algunos estudios han demostrado que la música para estudiar mejor es clave para un excelente aprendizaje. 

 

¿Qué le ocurre al cerebro cuando escuchamos música?

 

El cerebro funciona por impulsos, hormonas y reacciones químicas. Estudiar, aprender, memorizar y desarrollar supone a tu cerebro un esfuerzo extra. Siempre se ha insistido en que el hemisferio izquierdo es el encargado de nuestra capacidad motriz, así como donde se desarrolla la mayoría de nuestro lenguaje: escucha, habla, cálculos, memoria.

El lado atribuido a la lógica. El derecho, por su parte, es el responsable de nuestra capacidad espacial, el reconocimiento facial y el procesamiento musical. El que nos ayuda a comprender, interpretar, analizar el contexto… El lado atribuido a la creatividad.

 

música para el cerebro

¿Música para estudiar mejor?

 

Los primeros estudios sobre el efecto de la música se basaron en la música clásica, considerada de la Academia, de estudiosos y grandes mentes. Sus resultados arrojaron una mayor incidencia en el lado derecho de nuestro cerebro, por lo que era de gran ayuda en procesos creativos y planteamientos lógicos, los últimos estudios concluyen, a grandes rasgos, que las estructuras cerebrales no están tan diferenciadas según los lados del hemisferio y que funcionan, en realidad, conjuntamente.

Así pues, la música influiría en la parte central, la encargada de unirlas, consiguiendo una mayor conexión neuronal; sí, ambas corrientes coinciden en que el estado emocional al que te transporta influye en el funcionamiento cerebral. Si es positivo, ayuda a la asimilación de conocimientos, ya que la actividad de la hormona dopamina ayuda en la conexión sináptica, el aprendizaje y también en la memoria.

Así, para mucho la música clásica es la mejor música con la que relajarse y poder concentrarse y rendir, pero la música clásica no nos funciona igual a todos, incluso puede haber quien le produzca todo lo contrario a la relajación.

 

Ondas alfa, música y estudio

 

Algunos estudios concluyen que la música para estudiar mejor es la que activa las ondas alfa, las responsables de nuestra relajación. Nuestro cerebro funciona como una central electromagnética: utiliza cuatro tipos de ondas para realizar las conexiones neuronales para todo tipo de acciones voluntarias e involuntarias. Las ondas alfa emanan de nuestro cerebro cuando se siente en relajación. Ayudan a nuestra concentración y capacidad mnemotécnica y son básicas para mejorar el potencial de tu mente. Estos resultados recomiendan escuchar música antes de estudiar: así se dedica un tiempo para concentrarse y alcanzar un estado elevado de relajación, preparando al cerebro previo al esfuerzo.

Para que las ondas alfas sean útiles para estudiar mejor, tendrás que conseguir un equilibrio entre la consciencia y la subconsciencia. Así conseguirás que tu cerebro trabaje a doble nivel: con la parte consciente nos concentramos en la materia y con la subconsciente, memorizamos y asimilamos.

Lo primero a recalcar es que la música debe hacer que te sientas bien, ya que todo tu cerebro trabaja al unísono. Las emociones activan y conectan el cerebro, y solo aquellas relacionadas con el placer ayudan en la memoria y el recuerdo. Todo lo contrario, pasa con sensaciones desagradables, que nuestro cerebro está diseñado a no retener de forma natural.

Lo que sí concluyen algunos estudios es que la melodía o música sin letra por línea general, funciona mejor que las canciones con letras, ya que pueden llevarnos inconscientemente a tararear y desconcentrarnos. Algo parecido ocurre con música muy animada: nuestro cuerpo se focaliza más en coordinar o mover que en retener y no ayuda a estudiar mejor.

Puede que tu mente necesite música para estudiar mejor. O quizás rinda mejor estando en completo silencio. Lo que es seguro es que descansar las horas necesarias, mantener un estado de relajación durante el estudio, dormir o respirar correctamente son algunos pequeños trucos que puedes llevar a cabo para que tu tiempo de estudio sea óptimo.

Ya sean grupos de rock duro, o de música clásica, la música puede ser una gran ayuda a la hora de estudiar, es por ello que la mayoría de los estudiantes prefieren escuchar música mientras estudian. Si se va a cualquier biblioteca pública o de una universidad, se podrá ver como la mayoría de los estudiantes que allí se encuentran, estarán escuchando música que sea de su preferencia.

Hubo una prueba donde personas que fueron sometidas a pruebas con música en lugares ruidosos obtuvieron mejores resultados que las personas evaluadas con el ruido de fondo. Al final de cuentas, la música puede ser muy útil para estudiar sin necesidad de ser una distracción.

Algunos análisis han demostrado que el tipo de música puede ayudar a relajar la mente que le permite concentrarse mejor para realizar las tareas de una manera más efectiva y sin agotamiento.  Esta, reduce el nivel de distracciones y ayuda a concentrarse mejor en sus tareas. Además, puede ser de gran utilidad a la hora de memorizar textos complejos.

Con la música las personas logran omitir todo tipo de sonidos desagradables, incluidos los rumores causados por el hablar continuo de las personas que estudian en tu mismo entorno, las notificaciones de aplicaciones móviles, correo electrónico, mensaje de texto o llamadas telefónicas, o incluso el golpeteo continuo de tu propio teclado o de los que te rodean.

Los estudiantes que escuchan música clásica mientras estudian obtienen mejores resultados.

La música puede ser una buena manera de memorizar debido a su ritmo. Escuchar música con 50-80 latidos por minuto, como “Mirror” de Justin Timberlake Y “Back for Good” de Gary Barlow, tiene un efecto calmante sobre la mente que es propicio para el pensamiento lógico, permitiendo que el cerebro aprenda y recuerde nuevos hechos.

También se demostró que para consolidar la información en la mente se recomienda escuchar lo que se conoce como “Passive Concert” que es una pieza melódica o un barroco de la música clásica, la cual ayuda a consolidar la información en su memoria a largo plazo.

Se dice que para el estudio se necesita tener un entorno calmado y sin distracciones. Pero, para aquellos casos en los que se estudia en un entorno excesivamente tranquilo en el que nada ni nadie perturbe tu concentración esto puede llegar incluso a ser desfavorable. Este “entorno calmado” puede hacer que la persona termine la lucha contra el aburrimiento y ceda a la seducción de dormirse en su escritorio. Por esta razón es importante saber que la música en muchas ocasiones no sólo es importante, sino que resulta incluso necesaria.

El verdadero desafío al que se enfrenta una persona que está tratando de estudiar es evitar cualquier tipo de distracción que impida el propósito final: aprender lo que se está estudiando. Por este motivo, es importante seleccionar la música adecuada para tal fin. Elegir un tipo de música incorrecto o inadecuado puede terminar distrayendo a la persona de su objetivo final.

música

De este modo, siguiendo los siguientes consejos se podrá elegir la mejor música para estudiar:

  •   Se debe determinar a qué hora del día se va a estudiar. Si es por la mañana se recomienda un tipo de música más contemporánea, mientras que si se estudia por la noche se recomienda algo más alegre para sobreponer el estrés y el cansancio acumulado durante todo el día.
  •   Es importante elegir un tipo de música que sea del agrado de la persona. En general, los que escuchan música para estudiar, disfrutan de ella, completan sus tareas más rápido y tienen ideas mejores en comparación a los que no lo hicieron.
  •   Otros elementos muy importantes a tener en cuenta es evitar que la música pase de ser un elemento de apoyo para el estudio a un elemento de distracción. Si es común que cantemos las canciones que estamos escuchando o que muchas veces pensemos en temas relacionados con la canción y no así con el estudio, entonces sabremos que no hemos elegido la opción adecuada. Ir probando entre los distintos tipos de música que nos gusta nos ayudará a seleccionar la más adecuada para conseguir nuestros propósitos.

 

Si quieres realizar una tesis de grado u otro tipo de Investigación Académica, pero no cuentas con la ayuda necesaria, no te preocupes, en nuestra empresa Online-tesis tenemos a tu disposición un excelente equipo de profesionales especialistas en el área de Tesis de Grado e Investigaciones Académicas de tu preferencia.

Puedes hacer clic en el siguiente enlace y entrar en la sección de cotizar en nuestro sitio web para conocer los diferentes precios que se adapten a tus necesidades.

Puedes escribirnos a través de la sección contáctanos o por medio de nuestro Messenger y Whatsapp y con gusto atenderemos a tus necesidades y daremos respuestas a cada una de tus interrogantes.

Si quieres saber más acerca de nuestros novedosos servicios y las diferentes ventajas de contratarnos, síguenos en Facebook, Instagram o Twitter

Y si el artículo fue de tu agrado, compártelo con tus familiares y amigos a través de tus redes sociales.

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.