Trabajar en tecnología de aprendizaje, o tecnología de la educación (EdTech), está cambiando a medida que se desarrolla nuestra comprensión de la tecnología. Nos hemos vuelto más conscientes no solo del potencial de la innovación tecnológica, sino también de lo que se necesita para ampliar esta innovación. Desde su uso en programas piloto a pequeña escala o aulas individuales hasta aplicaciones para todos los alumnos.

La ampliación requiere no solo infraestructura y capacidades técnicas, sino también personal capacitado. Lo que es más importante, es que debemos seguir cuestionando si la tecnología del aprendizaje realmente ofrece beneficios para todos los estudiantes.

Sabemos que la tecnología tiene un enorme potencial, pero ahora tenemos décadas de investigación y práctica sobre las que construir a medida que avanzamos en nuestra práctica profesional. Más allá de la promoción y hacia una perspectiva más reflexiva y crítica, una perspectiva que, nos permitirá abordar algunas de las preguntas complejas en torno a la ética, la inclusión, la igualdad y la privacidad.

¿Qué es EdTech?

EdTech (un acrónimo de "educación" y "tecnología") se refiere a hardware y software diseñado para mejorar el aprendizaje dirigido por el maestro en las aulas y mejorar los resultados educativos de los estudiantes.

EdTech aún se encuentra en las primeras etapas de su desarrollo, pero se muestra prometedor como método para personalizar el plan de estudios. Permite incrementar el nivel de habilidad de un estudiante al introducir y reforzar contenido nuevo a un ritmo que el estudiante puede manejar.

Las tabletas en el aula, las pantallas de proyección interactivas y las pizarras, la entrega de contenido en línea y los MOOC son ejemplos de EdTech.

Objetivo de la EdTech

El objetivo de EdTech es mejorar los resultados de los estudiantes, mejorar la educación individualizada y reducir la carga de enseñanza de los instructores.

Si bien muchos elogian la tecnología en el aula, otros temen que sea impersonal y pueda llevar a la recopilación y seguimiento de datos tanto de los estudiantes como de los instructores.

Entendiendo EdTech

EdTech puede ser un tema polémico. Existe la preocupación de que EdTech sea un intento de eliminar gradualmente ciertos deberes en la clase como una forma de reducir costos. Los creadores de EdTech enfatizan el potencial de mejora del software, liberando al maestro de intentar enseñar al promedio del aula y pasar a un papel de facilitador.

Con limitaciones de tiempo, es difícil para un maestro enseñar de acuerdo con el plan de estudios, ponerse al día con los estudiantes de nivel inferior y aún así mantener a los mejores de la clase comprometidos con su trabajo. Al automatizar la evaluación de la capacidad y el ajuste de la dificultad, EdTech puede potencialmente conducir a mejores resultados para los estudiantes individuales y la clase en general.

La tecnología en el aula experimentó dos oleadas de implementación. El primero fue la introducción de hardware actual en el aula. Inevitablemente, la conversación se ha centrado en conseguir que el software coordine y utilice mejor todo el hardware. Muchos de ellos están basados en la nube y se basan en la investigación educativa. De esta manera, se pueden establecer algoritmos sobre qué tan lento o rápido debe avanzar un estudiante a lo largo de diferentes objetivos de aprendizaje.

Algunas limitaciones

Está claro que EdTech puede funcionar. Hay casos de éxito en aulas, distritos y regiones de todo el mundo. Pero cuando la tecnología educativa no funciona correctamente, puede causar problemas importantes. Un estudio del Banco Mundial que analizó la formulación de políticas de tecnología educativa encontró que la adopción de tecnología fallida puede interrumpir la enseñanza, consumir demasiado tiempo de los maestros y generar preocupaciones sobre la privacidad de los datos.

Los investigadores hablan de la falta de evidencia independiente, lo que significa que es difícil saber qué tecnología, aplicaciones y sistemas son efectivos y cuáles no. Los desarrolladores hablan de adquisiciones muy localizadas, lo que significa que es difícil escalar una tecnología exitosa o obtener ganancias. Y los profesores suelen estar entusiasmados con la tecnología, pero se sienten decepcionados por un sistema inadecuado o por su propia falta de formación.

La mayoría de los desarrolladores nunca tendrán la oportunidad de probar sus productos a una escala cercana a la necesaria para establecer su verdadera eficacia. Las escuelas y las autoridades locales que compran EdTech tienen poca o ninguna información independiente sobre los productos que compran. Pocos productos se enfrentan al escrutinio de pruebas de control aleatorias independientes u otros ensayos basados en una buena investigación cualitativa.

Importancia del escutrinio

El escrutinio es importante. En los casos en que se han realizado ensayos independientes, se ha presentado una imagen mixta de la eficacia incluso de algunos de los productos más populares y ampliamente disponibles.

Está claro que muchos productos funcionan. El Banco Mundial también ha señalado una serie de casos de éxito, en medio de resultados mixtos sobre los resultados del aprendizaje de la tecnología educativa en general. La EdTech actual no puede automatizar el aprendizaje. Pero puede mejorar a los buenos profesores.

Referencias Bibliográficas

Denis, J. Y Otros (1998).Tecnologías de la información en la educación. Madrid. Anaya Multimedia-Anaya Interactiva.

De Pablos Pons, J. Y Gortari, C. (1993),Las nuevas tecnologías de la información en la educación. Madrid, Alfar.

Fernández Muñoz, R. (1998). “Nuevas Tecnologías, educación y sociedad”. Madrid, CCS.

Trabajar en EdTech

Trabajar en EdTech

Abrir chat
1
Bienvenida(o) a Online-Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!.