Los científicos prueban diferentes tipos de explicaciones mediante experimentos, observaciones, modelos y estudios teóricos adicionales. Por lo tanto, el cuerpo de conocimiento científico se basa en ideas anteriores y está en constante crecimiento.

Se comparte deliberadamente con colegas a través del proceso de revisión por pares (consulte nuestro módulo Revisión por pares), donde los científicos comentan el trabajo de los demás, y luego a través de la publicación en la literatura científica, donde puede ser evaluado e integrado en el cuerpo de conocimiento científico por la comunidad en general. Y este no es el final: una de las señas de identidad del conocimiento científico es que está sujeto a cambios, ya que se recopilan nuevos datos y se realizan reinterpretaciones de los datos existentes. Las teorías principales, que están respaldadas por múltiples líneas de evidencia, rara vez cambian por completo, pero los nuevos datos y las explicaciones probadas agregan matices y detalles.

La idea de la ciencia es que solo se puede aprender sobre un fenómeno de manera confiable y precisa mediante la recopilación de datos empíricos. El proceso científico está diseñado para reducir el sesgo humano tanto como sea posible y hacer que nuestras conclusiones sean lo más precisas posible.

¿Qué es ciencia?

La ciencia se trata de comprender el mundo, pero es un proceso más que un conjunto de conocimientos.  La ciencia consta de dos cosas: un cuerpo de conocimientos y el proceso mediante el cual se produce ese conocimiento. Este segundo componente de la ciencia nos proporciona una forma de pensar y conocer el mundo. Por lo general, solo vemos el componente de "cuerpo de conocimiento" de la ciencia.  Pero hay una serie de cosas que distinguen el proceso científico y nos dan confianza en el conocimiento que se produce a través de él.

Filosofía de la ciencia

Esta disciplina se fundamenta en la epistemología, pero se solapa con la metafísica cuando explora la relación entre la ciencia y la naturaleza de la realidad. Algunos filósofos de la ciencia también utilizan los resultados contemporáneos de la ciencia para llegar a conclusiones sobre la filosofía misma.

Si bien el pensamiento filosófico perteneciente a la ciencia se remonta al menos a la época de Aristóteles, la filosofía de la ciencia surgió como una disciplina a mediados del siglo XX. El histórico libro de Thomas Kuhn de 1962 La estructura de las revoluciones científicas también fue formativo, desafiando la visión del progreso científico como una adquisición constante y acumulativa de conocimiento.

¿Qué es el proceso científico?

Las diferentes disciplinas científicas suelen utilizar diferentes métodos y enfoques para investigar el mundo natural, pero las pruebas son el núcleo de la investigación científica de todos los científicos.

Parte del proceso científico se refiere a lo que hace después de que se hayan recopilado los datos. Una vez que haya recopilado los datos, se analizan, a menudo utilizando estadísticas y cálculos, y luego se obtienen conclusiones a partir de esos resultados. Pero, ¿cómo sabemos que esas conclusiones son precisas?  Este proceso debe completarse antes de que se publique cualquier artículo científico, y elimina una gran cantidad de investigaciones defectuosas.

¿Qué es la forma científica de pensar?

Una forma científica de pensar es algo que cualquiera puede usar, en cualquier momento, esté o no en el proceso de desarrollar nuevos conocimientos y explicaciones. Pensar científicamente implica hacer preguntas que pueden responderse analíticamente mediante la recopilación de datos o la creación de un modelo y luego probar las propias ideas.

Una forma científica de pensar incluye de manera inherente la creatividad al abordar las explicaciones mientras se mantiene dentro de los límites de los datos. Pensar científicamente no significa rechazar tu cultura y antecedentes, sino reconocer el papel que juegan en tu forma de pensar. Estas diferentes formas de pensar son complementarias, no en competencia, ya que abordan diferentes aspectos de la experiencia humana.

En la literatura económica clásica sobre el bien público del conocimiento científico, la idea de un bien público (o común) ha recibido mucha atención. Sorprendentemente, en esta literatura no ha habido un enfoque similar en la noción de conocimiento científico.

Teoría Consensuada de la Verdad

La contribución de Peirce a la epistemología social de la ciencia se considera comúnmente como su teoría consensuada de la verdad: "La opinión que está destinada a ser aceptada en última instancia por todos los que investigan es lo que entendemos por verdad, y el objeto representado es lo real". (Peirce 1878, 133) Aunque a menudo se lee en el sentido de que la verdad es aquello en lo que converge la comunidad de investigadores a largo plazo, la noción se puede interpretar en el sentido más preciso de que la verdad (y "lo real") depende del acuerdo de la comunidad de indagadores o que es un efecto de lo real que al final producirá un acuerdo entre los indagadores.

“No podemos, individualmente, esperar alcanzar la máxima filosofía que perseguimos; sólo podemos buscarlo para la comunidad de filósofos ". (Peirce 1868, 40). Así, ya sea que su teoría de la verdad sea consensualista o realista, su visión de las prácticas mediante las cuales la alcanzamos otorga un lugar central al diálogo y la interacción social.

Conceptos de NOS

La frase "naturaleza de la ciencia" (NOS) puede referirse a la epistemología de la ciencia o a los principios y creencias inherentes al desarrollo del conocimiento científico. Sin embargo, existe un desacuerdo entre los filósofos de la ciencia, los historiadores de la ciencia, los sociólogos de la ciencia, los científicos y los educadores de la ciencia acerca de una concepción específica de la NOS. También reconocemos esta falta de acuerdo, y por lo tanto usaremos la frase "NOS" en lugar de "la NOS" a lo largo de este documento después de Lederman y sus colegas.

Después de sintetizar la literatura principal de la NOS, se consideran tres aspectos de la NOS en esta investigación: a) la naturaleza del conocimiento científico, b) la naturaleza de la investigación científica y c) la naturaleza de la empresa científica, que constituyen el marco conceptual y se examinan a continuación.

Naturaleza del conocimiento científico

Tentativo

Aunque el conocimiento científico es duradero, nunca es absoluto o seguro (Lederman, 2004; Osborne, et al., 2003). Cuando se encuentran nuevas pruebas contra el conocimiento existente, como resultado del avance de la tecnología o se reinterpretan las antiguas pruebas a la luz de la nueva teoría avanzada, el conocimiento existente puede ser alterado (Lederman, 2004). Además, se observa la incertidumbre del conocimiento científico porque es inferencial, subjetivo, creativo y culturalmente arraigado en la naturaleza.

Inferencial

Aunque el conocimiento científico "se deriva de, y/o es consistente con las observaciones de los fenómenos naturales", también es de naturaleza inferencial. "Las observaciones son afirmaciones descriptivas sobre los fenómenos naturales que son 'directamente' accesibles a los sentidos (o extensiones de los sentidos)" (Lederman, 2004). Por ejemplo, si soltamos un objeto sobre el nivel del suelo, podemos observar su tendencia a caer y golpear el suelo. Por otra parte, el objeto tiende a caer al suelo debido a la gravedad, que no es accesible a nuestros sentidos y "sólo se puede acceder y/o medir a través de sus manifestaciones de efectos" (Lederman, 2004). Esta conclusión lógica de la observación se denomina inferencia.

De carácter teórico y subjetivo

Los conocimientos teóricos, la formación, la experiencia, los compromisos, las creencias religiosas o de otro tipo, las convicciones políticas, el sexo y el origen étnico de los científicos pueden formar una mentalidad que afecte a las investigaciones científicas (Lederman, 2004). Diferentes científicos con diferentes valores se dedican a diferentes formas de investigaciones científicas (Allchin, 1999). Además, estos valores influyen en lo que observan (y no observan) y en la forma en que interpretan esas observaciones. En otras palabras, estas observaciones ayudan a encontrar respuestas a algunas preguntas, que se derivan de ciertas perspectivas teóricas.

El conocimiento científico implica la inferencia humana, la imaginación y la creatividad

A pesar de tener una base empírica de conocimiento científico, implica la imaginación y la creatividad de los científicos (Lederman, 2004). Por ejemplo, los conceptos de átomos, agujeros negros, campos de fuerza y especies no son copias fieles de la realidad, sino que son modelos teóricos funcionales como resultado de la integración creativa de la SNO y su naturaleza inferencial (Abd-El-Khalick, et al., 2008).

Naturaleza y función de las teorías y leyes

Las leyes científicas son "declaraciones o descripciones de las relaciones entre los fenómenos observables", las teorías científicas, en cambio, son "explicaciones inferidas de los fenómenos observables" (Lederman, 2004, pág. 305).  Por ejemplo, en la teoría de la relatividad de Einstein, la gravedad desempeña un papel crucial. En esta teoría, la ley básica de la gravedad está intacta, y la teoría la amplía para incluir diversas y complejas situaciones que implican el espacio y el tiempo. Cabe señalar que las teorías y las leyes se apoyan en datos empíricos, se consideran como diferentes tipos de conocimiento y una no se convierte en la otra. Sin embargo, a menudo se cree que después de ser probada empíricamente una hipótesis se convierte en una teoría  y las leyes son teorías maduras-fábiles.

Naturaleza de la investigación científica

Mito del "Método Científico"

A menudo se percibe que hay un procedimiento paso a paso similar a una receta en todas las investigaciones científicas. Sin embargo, no existe un "método científico" único que garantice el desarrollo del conocimiento científico. Además, no existe una secuencia única de actividades prácticas, conceptuales o lógicas que conduzca con precisión a afirmaciones válidas en el desarrollo del conocimiento científico.

Mito de "La experimentación"

Este mito de la NOS se refiere a la idea de que sólo la investigación experimental caracteriza la investigación científica. Sin embargo, la investigación científica puede adoptar otras formas, como la descriptiva y la correlativa (Lederman, 2004).

Naturaleza de la empresa científica

La integración social y cultural de la ciencia

La ciencia es una empresa humana arraigada y practicada en la sociedad (Abd-El-Khalick, et al., 2008); por lo tanto, la ciencia afecta y es afectada por diferentes elementos culturales, como los valores sociales, las estructuras de poder, la política, los factores socioeconómicos, la filosofía y la religión (Lederman, 2004). La influencia de estos factores puede observarse en la cuestión de la financiación pública de la investigación científica.

Interacción entre la ciencia y la tecnología

La ciencia y la tecnología tienen diferentes roles en la sociedad. Es importante comprender la interacción y tener una comprensión de las distinciones entre la ciencia y la tecnología. Sin embargo, a menudo existen conceptos erróneos entre los profesores a este respecto, como la tecnología es la ciencia aplicada.

Cooperación y colaboración en materia de ciencia

La labor científica es una actividad colectiva y de colaboración (Lederman, 2004). Aunque los individuos pueden hacer contribuciones importantes, la labor científica suele llevarse a cabo en grupo. Las nuevas alegaciones de conocimiento se comparten generalmente y deben pasar por un proceso de revisión por pares a doble ciego para ser aceptadas por la comunidad científica.

Referencias Bibliográficas

Anderson, M. L. 2003. “Embodied Cognition: A Field Guide.” Artificial Intelligence 149: 91–130.10.1016/S0004-3702(03)00054-7

Lederman (2004). “The Normative Structure of Science.” In The Sociology of Science, R. K. Merton, edited by N.W. Storer, 267–278. Chicago, IL: University of Chicago Press.

Miller, B. 2015. “Why (Some) Knowledge is the Property of a Community and Possibly None of its Members.” The Philosophical Quarterly 65 (260): 417–441.10.1093/pq/pqv025

Peirce (1878) 2002. “The Simple Economics of Basic Scientific Research.” In Science Bought and Sold: Essays in the Economics of Science, edited by P. Mirowski and E.-M. Sent, 151–164. Chicago, IL: University of Chicago Press.

También te puede interesar Ruptura Epistemológica

El Conocimiento Científico

El Conocimiento Científico

 

Abrir chat
1
Bienvenido(a) a Online Tesis
Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte con tu investigación ¡Contáctanos!